Actualidad Jurídica, Derecho de las Nuevas Tecnologías 


Reconocimiento mutuo de firmas electrónicas y sellos de tiempo en Europa

España es pionera a nivel europeo en la implantación de los sistemas de firma electrónica, fomentando su uso no ya sólo en las relaciones con la Administración Pública, sino también a nivel del particular, facilitándolo a través del DNI electrónico. Sin embargo, y aunque nuestra regulación es anterior a la Directiva Comunitaria del año 1999 (Directiva 1999/93/CE), esta normativa supuso una armonización a nivel europeo en materia de firma electrónica, siendo nuestra ley 59/2003, de 9 de diciembre, de firma electrónica su resultado.

#actualidadQAH

#actualidadQAH

Aunque desde el año 1999, con la promulgación de la Directiva, los países europeos han ido conformando sus sistemas internos tanto de firma electrónica como de sellado de tiempo, seguían existiendo diferencias como consecuencia del margen de actuación concedido por la Directiva Comunitaria. Asimismo también se observó la existencia de obstáculos en la creación del mercado único como consecuencia de la falta de confianza en los sistemas de firma del resto de países. Esto ha hecho que, tras este período de adaptación, se haya elaborado un Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interior (Reglamento (UE) Nº 910/2014), que derogada la mencionada Directiva del año 1999. Este Reglamento del año 2014 ha pasado desapercibido, aunque, a partir del 1 de julio de este año será directamente aplicable en todos los Estados Miembros. Y, ¿qué va a suponer su aplicación en nuestro ordenamiento?

Antes de analizarlo mencionar las diferencias existentes entre los distintos de firma electrónica. Así tendríamos la firma electrónica entendiendo por tal los datos en formato electrónico que asociados a otros permiten identificar al firmante. La firma electrónica avanzada que es aquella que vincula al firmante de forma única y lo identifica, que lo vincula con los datos firmados y garantiza que estos no han sido modificados. Cuando esta firma electrónica avanzada ha sido creada mediante un dispositivo cualificado de firma electrónica basada en un certificado cualificado de firma electrónica tendríamos una firma electrónica cualificada o reconocida.

La consecuencia principal del Reglamento es el reconocimiento tanto de las firmas electrónicas como de los sellos de tiempo emitidos por entidades de certificación reconocidas, de firma o de sellado en su caso, y que tengan su sede en cualquiera de los Estados Miembros, es decir, una firma electrónica realizada por un usuario en Grecia

#actualidadQAH

basada en un certificado emitido por una entidad reconocida Griega (siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos en el Reglamento para ser una firma electrónica cualificada) ha de reconocerse en cualquier otro país de la Unión Europea, facilitándose así las transacciones internacionales y el reconocimiento mutuo de las firmas. Es decir, podrás confiar en qué el firmante es quien dice ser, que los datos firmados no han sido modificados, y que ambos están vinculados de forma única al basarse en un certificado reconocido y generado mediante un dispositivo seguro de creación de firma. Además, esta firma tiene el mismo valor que una firma manuscrita y deberá reconocerse en cualquier país de la Unión. – Esto mismo se aplicaría en el caso de los sellos electrónicos cualificados mutatis mutandi-.

Otra de las novedades es el establecimiento a nivel europeo de listas de confianza de prestadores cualificados de servicios de confianza y de servicios de confianza cualificados para que, cualquier persona que lo desee pueda acceder a dicho listado y verificar si la entidad de un país que está emitiendo un certificado de firma electrónica reconocida está verdaderamente acreditada para ello y si dicho certificado cumple con todos los requisitos exigidos por la legislación para tener el valor de una firma manuscrita; creándose asimismo una “etiqueta de confianza de la Unión Europea” mediante la que se identifique los servicios de confianza cualificados prestados por prestadores cualificados de servicios de confianza, mejorándose así la transparencia del mercado .

Este Reglamento recoge numerosas novedades y adapta la firma electrónica y los sellados de tiempo con el objetivo de garantizar y eliminar los recelos que su uso pueda originar a nivel europeo, facilitando así las transacciones en nuestro entorno al establecer un principio de reconocimiento mutuo entre Estados de firmas electrónicas cualificadas y sellos electrónicos cualificados, debiendo esperar a la regulación que nuestros legisladores dicten para garantizar su aplicación en nuestro ordenamiento.

Vía| Reglamento 910/2014
Más información| Ley 59/2003 , Directiva 1999/93/CE
Imagen| Documento , Calendario , Bolígrafo
En QAH| La firma electrónica reconocida, una gran desconocida , Una administración “sin papeles”: nueva regulación en materia de Administraciones Públicas , La reciente Instrucción de la DGNR de 12 de febrero: la legalización telemática de libros societarios

RELACIONADOS