Historia 


Raíces lejanas del conflicto interno en Colombia (1902 – 1958)

A lo largo de los últimos años mucho se ha hablado alrededor del Proceso de Paz que actualmente, adelantan el Gobierno de Colombia en cabeza del presidente Juan Manuel Santos y miembros de la guerrilla de las FARC. Las reuniones de La Habana han generado múltiples expectativas en distintos sectores de Colombia y América Latina, pues de firmarse el fin del conflicto en el mes de marzo del año en curso, comenzaría el inicio del fin de un conflicto que ha azotado Colombia por al menos medio siglo. Pero ¿cuál es el origen del conflicto interno que vive Colombia? Fueron variados los motivos que generaron las condiciones actuales del país y hunden sus raíces en el juego político colombiano del siglo XX. A continuación, haremos un breve repaso por el transcurrir de la primera mitad del siglo XX en Colombia y sus peculiares características, que desembocaron en uno de los conflictos internos más largos en la historia del subcontinente latinoamericano.

Caricatura sobre la intervención estadounidense en la separación de Panamá de Colombia.

Caricatura sobre la intervención estadounidense en la separación de Panamá de Colombia.

El panorama con que inició Colombia el siglo XX no fue nada alentador. El país se había desangrado con una de las más desgarradoras guerras civiles decimonónicas nacionales, conocida hoy como la Guerra de los Mil Días (1899 – 1902). Asimismo, un año después, el entonces departamento de Panamá declaró su separación de Colombia y se proclamó como un estado independiente, apoyado por los Estados Unidos. Para 1904, Colombia se encontraba con alrededor de 100.000 habitantes menos (víctimas mortales de la guerra, aunque no hay un conteo exacto), con un territorio reducido, humillada diplomáticamente y en una fuerte crisis económica producto de la guerra. Asimismo, este último conflicto bélico tuvo como resultado el triunfo del Partido Conservador, que desde mediados del siglo XIX, venía pugnando por el poder en Colombia contra el Partido Liberal. Estos dos fueron los únicos partidos políticos consolidados en el país hasta bien entrado el siglo XX. Así, a partir de 1902 y con el fin de la guerra, se dio inicio a lo que hoy día se conoce como República Conservadora, pues dicho partido estaría en el poder hasta 1930.

Pero en 1930 el Partido Conservador perdió las elecciones presidenciales y con ello terminó su mandato de tres décadas. Fueron reemplazados entonces por el Partido Liberal, quien gobernaría de manera continuada el país hasta 1946. No obstante, la transición de dominios políticos en muchas regiones de Colombia dio origen a múltiples manifestaciones de violencia,  pues algunas de las redes de poder regionales temían que el advenimiento al poder de los liberales les acarrearía una pérdida de facultades. Sin embargo, con el pasar de los años las regiones recuperaron una tensa paz. Pero dicha paz se rompería hacia 1945. Por aquel año gobernaba por segunda ocasión el empresario liberal Alfonso López Pumarejo, pero las condiciones de aquella época distaban mucho de las de su exitoso primer mandato (1934 – 1938). Para empezar, no tuvo todo el apoyo de su partido y al iniciar su segundo período de mando en 1942 se encontró con una férrea oposición. Asimismo, diversos escándalos relacionados con su vida privada y la de su familia minaron el apoyo popular que había cosechado. La crisis de su mandato llegó a tal punto que a mediados de 1944 fue víctima de un intento de golpe de Estado, mientras se encontraba de viaje en la ciudad de Pasto, fuera de Bogotá, al suroccidente de Colombia. Ante la situación, López Pumarejo renunció al poder en 1945, designando como presidente encargado al entonces ministro de Gobierno Alberto Lleras Camargo.

Sin embargo, los liberales perderían el poder en las elecciones de 1946, debido a una división partidista:

Tranvía en llamas frente al Palacio de San Francisco en Bogotá, durante los disturbios del 09 de abril de 1948.

Tranvía en llamas frente al Palacio de San Francisco en Bogotá, durante los disturbios del 9 de abril de 1948.

Mientras el sector oficial apoyaba a Gabriel Turbay, la izquierda disidente afiliada al Liberalismo apoyaba al caudillo Jorge Eliécer Gaitán. Aprovechando dicha división, los conservadores recuperaron el poder perdido de la mano de Mariano Ospina Pérez. Pero entonces, ocurriría lo mismo que en 1930 cuando los conservadores perdieron el poder: La transición de gobierno partidista en algunas regiones del país dio origen a una oleada de violencia que pronto se tornó incontrolable. Hacia 1947 era ya evidente que el país enfrentaba una de las peores crisis políticas de su historia, debido a la incapacidad del gobierno por frenar las manifestaciones violentas. De esta forma, iniciaba lo que hoy día se conoce como La Violencia. Con el anterior término se designa al período de la historia colombiana que transcurre entre 1946 y 1958. La situación se agravaría particularmente a partir de 1948, pues aquel año el 9 de abril fue asesinado en Bogotá el candidato presidencial y caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, dando inicio a una oleada de increíbles disturbios conocidos como El Bogotazo. La situación se complicó además, puesto que el sucesor de Ospina Pérez, el presidente Laureano Gómez, también del Partido Conservador, alentaba a los sectores políticos de su partido a hacer frente a los beligerantes liberales. Gómez, quién había sucedido a Ospina en 1950, se vio obligado a dejar el poder en 1951 a Urdaneta, ministro suyo, debido a complicaciones en su salud.

Asesinato de estudiantes durante las manifestaciones de Bogotá del 09 de junio de 1954, en el marco de la Dictadura de Rojas Pinilla.

Asesinato de estudiantes durante las manifestaciones de Bogotá del 9 de junio de 1954, en el marco de la Dictadura de Rojas Pinilla.

Ante el desgobierno reinante, la desbordada violencia y las críticas de algunos sectores de la sociedad colombiana frente a la filiación y proyecto fascista de Laureano Gómez, el Ejército Nacional en cabeza del General Gustavo Rojas Pinilla se tomó el poder en junio de 1953. Iniciaba así la única dictadura militar de Colombia en el siglo XX. Sin embargo, el descontento con el gobierno militar iniciaría al poco tiempo y se agudizaría particularmente al año de toma del poder, pues el 9 de junio de 1954 durante algunas manifestaciones, fueron asesinados en Bogotá por el Batallón Colombia (militares colombianos participantes en la Guerra de Corea), doce estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia. Con el tiempo la imagen de Gustavo Rojas Pinilla fue decayendo, a pesar de que durante su mandato se introdujo en el país la televisión, la educación técnica y tecnológica, así como se modernizaron algunos sectores de la capital del país. Mientras la dictadura entraba en su ocaso, los representantes del Partido Liberal (Alberto Lleras Camargo) y el Partido Conservador (Laureano Gómez) acordaban un reparto de los puestos de gobierno durante 16 años. El pacto, conocido como Frente Nacional, contemplaba la alternancia en el poder de los dos partidos tradicionales, así como el reparto de ministerios y puestos públicos. Cansados de la censura y la zozobra que generaba un dictador en el poder, múltiples sectores de la población civil se pusieron a disposición de los intereses de los partidos políticos tradicionales y a través de un Paro Cívico Nacional fue derrocado Gustavo Rojas Pinilla en 1957. Fue reemplazado entonces por una breve Junta Militar, mientras que a partir del año 1958 y hasta 1974, los partidos liberal y conservador se alternarían en el poder a través de una democracia restringida, callando a las terceras opciones políticas y tratando de extinguir la violencia que nunca desapareció del todo.

Vía| Bushnell, David. Colombia: Una nación a pesar de sí misma. Bogotá: Editorial Planeta, 1996.

Más información| Guzmán; Fals; Umaña. La Violencia en Colombia. Bogotá: Punto de lectura, 2010.

Imagen| Separación de Panamá ; Bogotazo; Estudiantes durante la dictadura

En QAH| Tormentosas relaciones diplomáticas Bolivia-USA

RELACIONADOS