Cultura y Sociedad, Historia 


Rafael Videla y la Junta Militar Argentina (1976-1983)

El pasado 17 de mayo murió en la prisión de Marcos Paz el conocido militar y dictador argentino Rafael Videla. Condenado a varias penas perpetuas por crímenes contra la humanidad perpetradas cuando era presidente del Gobierno, el militar argentino fue encontrado muerto tras haberse caído, supuestamente, en la bañera. Aprovechando esta noticia, nos disponemos a realizar un breve repaso de este período de la historia argentina.

Jorge_rafael_videla

Fotografía de Jorge Rafael Videla

El gobierno de Videla comenzó el 24 de marzo de 1976, cuando un grupo de militares arrestó y derrocó a la presidenta democráticamente legítima, María Martínez, heredera política y viuda del carismático líder argentino Juan Perón. Inmediatamente después de este hecho un grupo de militares formó la Junta Militar que suspendió todos los partidos políticos y cerró las sesiones del Congreso Nacional. El objetivo de esta Junta era el de transformar las estructuras institucionales del país para posteriormente devolver el poder a los civiles. Esto recibió el nombre de Proceso  de Reorganización Nacional.

Pero para entender este golpe de Estado hay que mencionar que la situación de Argentina era de inestabilidad total. La crisis internacional del petróleo de 1973 había dejado en la ruina al país platense. A todo esto hay que sumar el clima de crispación social general que se vivía en todo el continente, con la formación de numerosas guerrillas. Tal vez, por esta deriva, la sociedad argentina no vio con malos ojos la llegada de los militares al poder, porque creían que pondrían orden en la República para posteriormente volver a los cuarteles, como ya habían hecho en ocasiones anteriores. Pero la realidad era otra, la intención última de los generales era el de crear un partido político propio para perpetuarse en el poder, entrando en el juego político, dominado por los peronistas y los radicales de la Unión Cívica Radical.

La Junta Militar se fijo una serie de objetivos para devolver la estabilidad a la nación, principalmente se centró en la lucha para erradicar la subversión guerrillera y en conseguir la recuperación económica del país. Para ellos los militares se emplearon a fondo asumiendo todas las consecuencias de su política.

Madres de la Plaza de Mayo con su conocido eslogan "Aparación con vida"

Madres de la Plaza de Mayo con su conocido eslogan “Aparación con vida”

Para acabar con la subversión se emplearon métodos muy agresivos contra la población, con la política de la detención y desaparición, que tuvo unas consecuencias desastrosas para la sociedad argentina. Los militares justificaron esta actuación, en los numerosos juicios posteriores a la Junta Militar, argumentando la existencia de una “guerra sucia” contra los elementos subversivos que buscaban la destrucción de la patria. Esta lucha fue el nexo de unión de todos los militares para mantener a la Junta en el poder, ya que existían discrepancias en otros campos. En los años más duros de la represión (1976-1978) la mayor parte de los agentes sociales guardaban silencio, salvo los organismos de derechos humanos con su consigna “aparición con vida” voceada por las Madres de la Plaza de Mayo. Estas acciones tan deplorables fueron conocidas oficialmente en el exterior en los años 80, erosionando gravemente a la dictadura.

En el ámbito económico se pusieron en marcha una serie de medidas de carácter liberal propuestas por el economista Martínez de Hoz. Esta se basaba en una apertura de la economía para favorecer las inversiones extranjeras, una política arancelaria que favorecía las importaciones, dañando a la industria nacional y en una paridad cambiaria que destrozaba la economía nacional. El poder adquisitivo de los argentinos cayó en picado con una bajada de los salarios general, la demanda también se vino abajo, a todo esto hay que sumarle el aumento de la especulación financiera, que comprimió el mercado interno. Además la deuda externa se disparó por las necesidades económicas del nuevo gobierno. Fueron numerosas voces las que criticaron estos métodos económicos, incluso dentro de las Fuerzas Armadas. A pesar de esto Videla mantuvo esta política económica, siendo la seña de identidad del gobierno militar, uniendo su fututo político al plan económico de Martínez de Hoz.

Portadas del diario "Gente" que relatan la "victoria" argentina

Portadas del diario “Gente” que relatan la “victoria” argentina

El periodo de mandato de Videla acabo en marzo de 1981, tras 5 años en el poder, cuatro de ellos como presidente del gobierno “legítimo”, ya que el primero de ellos fue de manera interina. Tras la presidencia de Videla se vio que el régimen autoritario había fracasado en sus planteamientos originales y que por tanto era innecesario. Los gobiernos de los generales Viola y Galtieri  consistieron en alargar una agonía empezada en 1981. Tras el desastre de la guerra de las Malvinas, en la cual Argentina salió derrota por Gran Bretaña, los militares asumieron su derrota y comenzaron los diálogos con la oposición política, agrupada en la Multipartidaria, para traer de nuevo la democracia al país platense.

Vía| Suriano Juan; Nueva Historia Argentina Tomo 10 Dictadura y Democracia, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2005

Imagen| Rafael Videla, Madres de la Plaza de Mayo, Portadas del diario “Gente”

 

RELACIONADOS