Coaching y Desarrollo Personal 


¿Quiero mejorar mi autoestima?

 

 

La tienes; sácale partido

La tienes; sácale partido

“Percepciones que tenemos sobre nosotros mismos” No creo que haga falta poner mucho más sobre su significado; sin embargo, sí que podemos utilizar ríos de tinta para hablar sobre ella; aunque en este artículo intentaré mostrar que aún teniendo nuestra propia estima, nadie nos ha dicho o nos ha enseñado qué debemos hacer para subirla.

 

¡Qué paradójico! ¿No? Tengo la autoestima baja porque los demás opinan “mal” de mí; cuando precisamente la autoestima es lo que pienso yo de mí mismo. ¿Dónde está la raíz de todo? En mi niñez, en mi adolescencia… en mis creencias; aquello que me dijeron cuando era pequeño, aquello que me creía constantemente, aquello que en ningún momento cuestioné; y ahora; ¿es demasiado tarde? Pues rotundamente NO. Nunca es tarde para cuestionarse quién eres, claro que es mejor que te des cuenta cuanto antes, haciéndolo así es bastante probable que disfrutes más de tu vida.

 

Cuando somos niños, por supuesto que no nos damos cuenta que nos van llenando nuestra “mochila” de creencias, de etiquetas, de esto está bien, y esto está mal, no vayas por ahí, este es el camino, etc. Cuando entramos en la adolescencia, diría que también, y quizás ya en plena juventud puede ser que en algún momento pensemos en nosotros mismos y nos lleguemos a preguntar algo sobre, qué es lo que creo, para qué lo creo o por qué lo creo. Y ahí está el quid de la cuestión; mientras paseemos por la vida sin hacernos esas cuestiones tan espirituales o esotéricas o budistas o del ultra-mundo como: ¿qué es lo que quiero?, ¿qué necesito para ser feliz?, ¿quién soy?, nunca sabremos realmente ni qué queremos, ni qué necesitamos o quiénes somos; parece sencillo, ¿verdad? Pues para nada lo es, si así fuera, todos tendríamos nuestra autoestima más o menos en ciertos niveles que nos sugerirían más felicidad; ¿Por qué? Ni más ni menos porque nos conoceríamos muchísimo más.

 

El hecho evidente y asombroso de no tener autoestima, o de tenerla baja, es simplemente, porque no nos conocemos. Cuando estoy con mis “personas” (clientes) al comenzar un proceso de Coaching o Desarrollo Personal, siempre les hago la misma pregunta; ¿Quién eres?  Me miran con cara de circunstancias y apenas se saben definir; entonces les pongo  una lista con gran cantidad de valores o virtudes; cuando los leen, y se dan cuenta que ellos tienen gran parte de esos valores y que ni se habían dado cuenta hasta ese mismo instante… les cambia la cara, y por lo menos comprenden, o sencillamente se cuestionan algo que en la vida se habían preguntado.

Y ese es el comienzo para mejorar nuestra propia estima;  en futuros artículos iremos viendo qué tipo de instrumentos vamos a ir necesitando para lograrlo. Aunque la mayor y principal de las herramientas que necesitas para ello, debe ser tu propia convicción y tu propio esfuerzo para querer conocerte, si eso no está, todas las palabras, todos los escritos, o todo lo que te digan, de nada servirá. Redundaremos próximamente en todo ello.

¿Quién soy? ¿Cómo soy?

 

Imagen| Autoestima

Vídeo| Youtube, barra de jabón

En colaboración con QAH| Teoría del Vaso Lleno

 

 

 

RELACIONADOS