Historia 


¿Quiénes fueron las primeras mujeres en el espacio?

La historia del espacio ha estado marcada por la presencia de grandes nombres masculinos, dejando a la mitad de investigadoras y exploradoras fuera del marco histórico por el hecho de ser mujer. Recuperamos las historias de las primeras mujeres que fueron al espacio durante la carrera espacial que se produjo en la Guerra Fría.

Al recordar el periodo más intenso de exploraciones y misiones espaciales del siglo XX siempre se mencionan las figuras hegemónicas de Neil Armstrong o Yuri Gagarin. Identificamos la imagen arquetípica del astronauta con un hombre. Una serie de condicionantes sociales provocaron este olvido y retraso en las misiones con mujeres, entre ellos el machismo que convergió con otros procesos históricos.

La primera persona de género femenino en realizar un viaje al espacio fue Valentina Tereshkova.  Lo hizo el 16 de junio de 1963, dentro del programa espacial de la Unión Soviética a bordo del Vostok 6, como cosmonauta (denominación distinta de astronauta, que es la que empleaban los EEUU). Iban otras dos mujeres en la tripulación, Irina Baianovna y Valentina Leonidovna, pero Tereshkova era quien pilotaba la nave.

Tereshkova había sido trabajadora de distintas fábricas textiles y de neumáticos. Realizó el viaje con 26 años sin el conocimiento previo de su madre, siendo seleccionada entre cientos de aspirantes a través de un anuncio de reclutamiento en la prensa soviética. Su misión no era otra que comprobar si una mujer tenía el mismo tipo de resistencia que un hombre a los viajes fuera del planeta. Su marcha confirmó esta máxima, aunque ciertos problemas de mareo y equilibro que sufrió Tereshkova junto a la prohibición posterior de que pilotara manualmente la nave, empañaron su éxito.

Tereshkova en su traje de cosmonauta

La Guerra Fría entre las dos superpotencias tomó este hito como otro punto por el que batirse. En esos mismos años Estados Unidos estaba intentando llevar a la primera mujer al espacio. Jerrie Cobb había sido la primera en entrenarse en el año 1961. Fue seleccionada junto a otras doce participantes que reuniesen estas condiciones, las Trece del Mercury. Sin embargo, el conservadurismo estadounidense, instalado en la NASA, no permitió este viaje. Aunque los resultados  de Jerrie Cobb en las pruebas de resistencia superaban al 95 % de los hombres y tenía una amplia experiencia de vuelo, la NASA rechazó su participación. La razón era que los tripulantes debían ser pilotos de las Fuerzas Armadas y por entonces el ejército estadounidense no aceptaba mujeres en sus filas.

Esto provocó la paralización del programa de astronautas femeninas hasta 1983, cuando Sally Ride se convirtió en  la primera norteamericana en salir de la estratosfera. Antes de su marcha se plantearon innumerables debates sobre la alteración hormonal o la menstruación en el espacio.

Sally Ride, la primera mujer que EEUU envió al espacio

Otros nombres hicieron su marca en la historia. Svetlana Savitskaya fue la primera en dar un paseo espacial. Kathryn D. Sullivan fue la primera en hacer un viaje extravehicular. Shannon Lucid una de las primeras mujeres que estuvo en el espacio habiendo sido madre, y la primera tripulante femenina de la estación espacial MIR. Eileen Collins fue la primera persona en realizar un giro de 360º en el espacio y la primera mujer comandante de un transbordador.

Todas fueron astronautas experimentadas que nos recuerdan que también hay una historia de género en la  carrera espacial. De las más de quinientas personas que han viajado fuera de nuestro planeta, menos de sesenta son mujeres. El recuerdo de sus nombres es el primer paso para construir una historia real y completa de la carrera espacial.

En colaboración con QAH | El Bigote Obsceno

Vía|Fuente: CLARAMUNT VALLESPÍ, R.M. y T., Mujeres en ciencia y tecnología, UNED- Ciencias, 2012, Madrid.

Imágenes| 13 del Mercury, Valentina Tereshkova, Sally Ride

En QAH|Las mujeres más influyentes del Imperio Romano

RELACIONADOS