Actualidad Económica, Economía y Empresa, Finanzas, Uncategorized 


¿Quién paga por prestar dinero? Letras del Tesoro con tipos negativos.

En estos últimos días hemos presenciado cómo la rentabilidad de las Letras del Tesoro ha sido negativa; España ha colocado deuda, en este caso a 6 meses, a un tipo de interés negativo (-0,002).
Es por ello que nos preguntamos si existen inversores capaces de pagar al Estado por invertir en un activo de este tipo. Es lógico cuestionarse cómo puede llegar a producirse un fenómeno como este y respuesta es bien sencilla: la Ley de la oferta y la demanda es la que ha hecho que, al existir una oferta que ha permanecido constante de Letras y Bonos y haber aumentado la demanda de los mismos, los tipos se han visto forzados a la baja.

Tesoro público

La siguiente pregunta es: ¿Quién está dispuesto a acometer una inversión de este tipo y qué sentido tienen estos tipos negativos?

Para responder a esta pregunta debemos hacer referencia a dos tipos de interés que conocemos, que son el nominal y el real.

  • El tipo de interés nominal está compuesto tanto por la tasa de inflación como por el tipo de interés real. El tipo de interés nominal es el tanto por ciento que el deudor debe devolver junto con el capital en el plazo fijado.
  • El tipo de interés real es por tanto, la diferencia entre el tipo de interés nominal y la inflación.
  • La tasa de interés real reflejará el poder adquisitivo de los ingresos generados por los intereses.

En estos momentos, la inflación se encuentra en una tasa interanual del  -0,7%, por lo que si pagamos un interés del -0,002 recibiría rentabilidad.

Si queremos entenderlo mejor podemos calcularlo numéricamente:

Con un interés nominal -0,002 y la inflación de -0,7, el interés real sería de -0,002 – (-0,7) = 0,698.

Por tanto, ante la previsión de que la inflación pueda seguir cayendo, los inversores que hayan invertido su dinero en estos activos tendrán perspectivas de seguir percibiendo una rentabilidad real que será positiva si el nominal se mantiene.

Junto a esto también es importante señalar que existen entidades que actualmente, debido a ciertas políticas europeas, encuentran beneficioso invertir en estos activos o se requiere por Ley sin importar su tipo de interés. Este es el caso de los inversores institucionales, que se ven obligados a mantener un determinado porcentaje de su cartera en activos considerados de “mínimo riesgo”, como son las Letras del Tesoro.

Además siempre quedará lugar para la especulación. Existen también entidades que esperan ganar dinero comprando esas Letras del Tesoro con un interés negativo para luego proceder a su venta si dicho tipo de interés continúa en caída.  Y aquí tiene un papel importante el Banco Central Europeo.  Aquellos que compran Letras del Tesoro con tipos negativos, prevén que continúe bajando más debido a la política de compra de deuda estatal que el Banco Central Europeo anunció que realizaría hasta mediados del 2016, por lo que los inversores pueden llegar a considerar su inversión como una inversión rentable y segura.

deuda-publica2

Pero esta es una situación que solo durará mientras se mantenga baja la inflación; en el momento en el que ésta comience a ser moderada, el BCE abandonará su política de inyección de liquidez  y los tipos de interés volverán poco a poco a la normalidad. ¿Qué pasará entonces con las Letras y Bonos del Estado?

 

Vía| El País, Cinco Días, El Confidencial

Más información| El Mundo

Imágenes| Tesoro Público, Deuda Pública de España

 

RELACIONADOS