Coaching Profesional 


¿Quién fue Noah Seattle?

De pequeño me impusieron las costumbres,

me educaron para hombre adinerado,

pero ahora prefiero ser un indio

que un importante abogado.

Esto es un fragmento de Ama, ama, ama y ensancha el alma, un poema del salmantino Manolo Chinato, que fue musicalizado por el grupo extremeño de rock Extremoduro para su álbum Deltoya.

Siempre me gustaron esas veintinua palabras desde que las escuché; van de la mano de mi manera de pensar, en lo que a relación con el entorno se refiere. Es conocida la actitud de escrupuloso respeto hacia la naturaleza que los indios nativos americanos tenían y su oposición a la civilización occidental es clara. Hoy por hoy parece que se olvida algo MUY simple: si no cuidamos de nuestra casa, no podemos vivir en ella.

Esto lo supe ver desde muy temprano porque extrapolé a todo el planeta el sentido de responsabilidad hacia el hogar que me inculcaron en mi casa y en el colegio. Y aún hoy me sorprende saber que hay mucha gente que no entiende que la Tierra no es sólo una casa más para nosotros (para todos), sino además la más importante. Se podría decir que este deseo de ser indio se vio confirmado cuando, al empezar la carrera, me hablaron en una asignatura de un tal Noah Seattle.

El Jefe Seattle o Sealth, también conocido como Noah Seattle, fue un jefe indio de la tribu de los suquamish (originaria de la zona donde hoy está ubicado el pueblo Seattle, en el estado de Washington) que vivió durante la primera mitad del siglo XIX. Fue un hombre sabio que siempre quiso preservar la paz y buscó la armonía para la convivencia entre indios y blancos. Para ello, entre otras cosas, escribió una carta al presidente de los Estados Unidos (Franklin Pierce, por aquel entonces) llamando a la mesura a la hora de explotar los recursos naturales y evidenciando la necesidad de ser respetuoso con todo lo que nos rodea. La carta ha pasado a ser uno de los principales textos de la ecología y en España llegó a ser plasmado en un disco. La ambientación musical del mismo la hizo Joaquín Cardiel (quien fuera bajista de Héroes del Silencio) y está narrado por Constantino Romero (en castellano) y Marquetta Peltier (en inglés).

A pesar de que sus palabras no frenaron el avance del progreso occidental, sí que calaron hondo en algunas personas, tanto entonces como hoy. La figura del jefe Seattle se hizo tan conocida que bautizaron con su nombre el pueblo en el que vivía su tribu, en el que hoy día podemos encontrar un busto de él.

No deja de ser curioso que fuera precisamente en Seattle donde surgiera el movimiento grunge (movimiento caracterizado por la crítica a la sociedad del “hombre blanco”).

¿Conocíais a este personaje? ¿Qué pensáis sobre su carta?

 

Vía| El cajón deSastre

Más información| Carta del Jefe Seattle

En QAH| El indio Hatuey, pionero en la resistencia a la colonización de las IndiasConsumismo ‘versus’ consumo responsable

Imágenes| El DrusoWikipedia

Vídeo| YouTube: La carta del indio salvaje – Joaquin Cardiel

RELACIONADOS