Economía y Empresa, Finanzas 


¿Quién está obligado a hacer la declaración de la renta?

Quién tiene que hacer la declaración de la renta

¿Quién tiene que hacer la declaración de la renta?

Se acerca la época del año de las declaraciones de la renta y seguro que lo primero que quieres saber es si estás obligado a hacerla o no. Y es que con las reformas y cambios que ha dado este impuesto últimamente, cambios de escalas y mínimos, la cosa es más complicada de lo que parece. Con lo cual quiero en este artículo intentar dejar claro si tienes o no que hacer la declaración de la renta este año.

Lo primero que debes saber es la norma general: siempre que hayas residido en España durante el 2013 y hayas obtenido cualquier tipo de renta deberías de presentar la declaración. Ahora bien, existen diferentes límites en función de los tipos de renta que puedes haber tenido que, de no superarlos, evitarán que tengas que presentarla.

Por lo tanto, ¿qué casos hay para que no tengas que realizar la declaración?.

Cuando NO hay que hacer la declaración de la renta

  • Cuando las rentas que percibes del trabajo sean inferiores a los 22.000 euros brutos anuales, con la condición de que hayas tenido un solo pagador a lo largo del año pasado. Si has tenido más de uno, el límite sigue siendo esa cantidad, para que no tengas que presentar la declaración. Eso sí, la suma del resto de pagadores exceptuando el que más paga, no puede exceder de 1.500 euros anuales. Si te pagase un segundo, tercer, cuarto, etc pagador y superase los 1.500 euros tendrías que hacer la declaración cuando la suma total de los ingresos brutos anuales supere los 11.200 euros, ya que el límite anterior baja hasta esa cantidad.

Deberás poner un foco de atención en el caso de haber cobrado de tu empresa y del INEM la prestación por desempleo. En caso de que esta supere los 1.500 euros, puede que tengas que hacer la declaración, pues el límite en ese caso serían los citados 11.200 euros.

  • El límite genérico baja de los 22.000 a los 11.200 euros brutos anuales en el caso de que hayas percibido pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos, salvo que estas últimas procedan de los padres por decisión judicial (estas últimas están exentas).
  • El límite también será de 11.200 euros brutos al año cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención o bien cuando el pagador de los rendimientos no esté obligado a retener (por ejemplo, pensiones procedentes del extranjero).

Note el lector la existencia de una situación cuanto menos curiosa: si cobras 15.000 euros al año de un solo pagador no tienes que hacer la declaración, pero si cobras de tu empresa 10.000 euros,  te quedas sin trabajo y posteriormente cobras 5.000 euros procedentes del desempleo, formando un total de 15.000 euros, sí que tienes que hacer la declaración con un resultado de “a pagar”. Es decir, la ley castiga aún más al desempleado si escoge cobrar la prestación.

Rendimientos de capital mobiliario y la declaración de la renta

Si tienes rendimientos de capital mobiliario,  es decir, intereses de cuentas, dividendos, o bienes y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta, como por ejemplo ganancias en fondos de inversión, no tendrás que hacer la declaración de la renta si conjuntamente no superan la cantidad de 1.600 euros anuales. De pasar de esa cantidad, tienes obligación de hacer la declaración. Y todo esto con independencia de lo que hayas cobrado en concepto de rentas del trabajo.

En el caso de que tengas rendimientos procedentes de inmuebles, o bien rendimientos de letras del Tesoro y/o subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, si todo junto no llega a 1.000 euros no tendrás la obligación de hacer la declaración de la renta. En caso contrario sí que la tendrás que hacer.

En todas estas situaciones anteriores nos encontramos la mayoría de los ciudadanos en mayor o menor medida: ingresos del trabajo, de las cuentas o de pisos que tengas en propiedad. Los tres casos agrupan a la mayoría de la población entre la que  te encontrarás con mucha probabilidad. En resumidas cuentas, recuerda que de forma genérica sí debes hacer la declaración si:

  • Cobras por trabajo más de 22.000 euros brutos al año, o
  • Tienes en intereses más de 1.600 euros al año, o
  • Tienes rendimientos de inmuebles superiores a los 1.000 euros al año.

Por lo tanto, cualquiera de las tres situaciones te hará declarar. Por otra parte, si no te encuentras en ninguno de los casos anteriores y tienes un solo pagador, ¿habría algún caso en el cuál tuvieses que hacer la declaración? La Ley indica que aun no cumpliendo ninguno de los tres casos indicados debes de hacer la declaración si tienes:

  • Deducción por inversión en vivienda habitual. Es decir, te beneficias de la deducción de la hipoteca, con lo cual, la mayoría de los españoles aun no llegando a los mínimos indicados, tendrá que hacer la declaración por disponer de hipoteca.
  • Deducción por cuenta ahorro-empresa. Si eres beneficiario de una cuenta destinada a ahorrar dinero para montar un negocio.
  • Deducción por doble imposición internacional. Es el caso en el que pagas por cualquier tipo de renta en el país donde la has generado y, por lo tanto, no tienes que volver a pagar por ella en España. Eso sí, te obliga a tener que hacer la declaración.

Vía| Elaboración propia

Más información | Cómo hacer la declaración de la renta en seis pasos Cómo saber si estás obligado a hacer la declaración de la renta Quién no está obligado a hacer la declaración de la renta

Imagen | Anieto2k

En QAH | ¿Qué hace Hacienda con mi declaración de la renta? (I) ¿Qué hace Hacienda con nuestra declaración de la renta? (II) ¿Tengo obligación de presentar la declaración del IRPF?

RELACIONADOS