Jurídico 


¿Quién es el Juez Decano?

Como en cualquier organización de cierta complejidad, los Juzgados de una ciudad necesitan de un órgano central que distribuya la carga de trabajo adecuadamente. Estamos hablando del Decanato, con el Juez Decano a la cabeza.

Esta figura aparece sólo en aquellas localidades donde haya diez o más Juzgados unipersonales, encargándose sus titulares de elegir entre ellos al Decano por mayoría de tres quintos. Cuando no se llegue a ese número de Juzgados, ejercerá estas funciones el Juez o Magistrado con mejor puesto en el escalafón.

Es considerado el primus inter pares, es decir, el primero entre iguales, y asume funciones de organización entre los distintos Juzgados en asuntos tales como asegurar el adecuado funcionamiento del servicio de guardia, las convocatorias de Juntas de Jueces, así como vigilar por la correcta utilización de las dependencias judiciales o el reparto de asuntos.

Donde hubiere dos o más Juzgados del mismo orden jurisdiccional, los asuntos se distribuirán entre ellos conforme a normas de reparto prefijadas. Este reparto se realizará bajo la supervisión del Juez Decano, asistido por un Secretario, correspondiéndole al primero resolver con carácter gubernativo interno las cuestiones que se planteen, así como corregir las irregularidades que puedan producirse, adoptando las medidas necesarias y promoviendo, en su caso, la exigencia de las responsabilidades que procedan.

Concretamente, el Juez Decano tiene las siguientes funciones:

– Velar por la buena utilización de los locales judiciales y de los medios materiales.

– Cuidar de que el servicio de guardia se preste continuadamente.

– Adoptar las medidas urgentes en los asuntos no repartidos cuando exista riesgo de quebrantamiento de algún derecho o la producción de algún perjuicio grave e irreparable.

– Atender las reclamaciones que los interesados realicen en causas o pleitos, adoptando las prevenciones necesarias.

– Resolver en única instancia los recursos gubernativos que quepa interponer contra las decisiones de los Secretarios Judiciales en materia de reparto.

– Poner en conocimiento de la Sala de Gobierno toda posible anomalía en el funcionamiento de servicios comunes procesales de su territorio.

– Resolver cuantos recursos les atribuyan las leyes procesales.

– Velar por la correcta ejecución de las sustituciones y de los planes anuales de sustitución en los términos previstos en la ley.

La elección del Juez Decano deberá renovarse cada cuatro años o cuando el elegido cesare por cualquier causa. El Decano ostentará ante los poderes públicos la representación de todos los Juzgados. Por este motivo, es habitual oír a los distintos Jueces Decanos hablar en nombre de dicho colectivo.

La Junta de Jueces habrá de convocarse por el Decano, siempre que lo solicitare la cuarta parte de los mismos y, bajo su presidencia, se propondrán las normas de reparto, se unificarán criterios y prácticas, y se tratarán asuntos comunes o sobre los que se estimare conveniente elevar exposición a la Sala de Gobierno correspondiente o al Consejo General del Poder Judicial por conducto del Presidente del Tribunal Superior de Justicia o cuando aquél les solicitare informe.

Asimismo, la Junta elegirá como Secretario a uno de sus miembros, que será el encargado de redactar las actas de los acuerdos de las Juntas, así como de conservarlas y de expedir las certificaciones de las mismas.

Vía| LOPJ

Imagen| Decano

RELACIONADOS