Cultura y Sociedad, Patrimonio 


¿Quién era Ulpiano Checa?

Ulpiano Fernández-Checa y Saiz, fue pintor, escultor, cartelista e ilustrador español, conocido en el mundo del arte como Ulpiano Checa. Desde el año 2006 es considerado como uno de los grandes del dibujo según el Museo Boijmans de Rótterdam en la muestra “Spanish Master Draw(1500-1900)” junto a Goya, Murillo, Alonso Cano y Velázquez. En el año 2007, la Academia de Bellas Artes de San Fernando le dedicó una exposición otorgándole el título del Maestro del “movimiento y la fantasía”.

Caballos desbocados. 1906. Museo de Ulpiano Checa.

El maestro nació en la localidad madrileña de Colmenar de Oreja en el año 1860, demostrando desde la niñez  capacidades innatas para el dibujo, que le llevaron a ingresar en la Real Academia de Bella Artes de San Fernando (1877-1883).  Esta genialidad le hizo viajar por diversas capitales: primero obtuvo el pensionado en Roma , pero después marchó a París donde su obra fue participe de los salones de arte del momento, incluso obtuvo una medalla en la Exposición Universal de París en 1900. También realizó continuos viajes a Andalucía, Marakech, Italia  y Argentina.

Su producción pictórica es muy diversa, con técnicas y géneros distintos: paisajes, retratos, escenas costumbristas, ilustraciones, grabados, escenas historicistas,…El folclore andaluz, el orientalismo y el retrato de sus viajes se descubren en sus cuadros con una sensación de movimiento y con un ritmo vital interno sorprendente.

Su gran pasión fue la pintura de historia, fue un obsesivo investigador histórico, en particular con el mundo Clásico legándonos una visión expresiva de la época de los Césares. Muchos de sus cuadros sirvieron de modelo a directores de producciones cinematográficas de Hollywood. Sus escenografías, vestuarios, personajes y movimientos de masas inspiraron secuencias de grandes películas.

Los últimos días de Pompeya. Medalla de Oro en la Exposición Universal de París de 1900. Actualmente en Colmenar de Oreja.

Obras de Ulpiano que pudieron inspirar fueron: “La carreras de carros” (1890), “Los últimos días de Pompeya” (1900), “ La alineación de la carrera” (1903) o “El Banquete de Nerón” (1907).

Cecil B. DeMille y Fred Niblo fueron los primeros en utilizar como referencia los lienzos del maestro en la famosa escena de la carrera de cuadrigas de la primera versión de Ben-Hur (1925).  Lo mismo sucedió en la versión de 1959 de William Wyler . También podríamos hablar de Mario Bonnard (Los últimos días de Pompeya, 1959), Mervyn LeRoy (Quo Vadis, 1951) o Standley Kubrick (Espartaco, 1960).

El maestro resucitó, no solo la arquitectura y los detalles del vestuario, sino también el diseño de las cuadrigas o el cortejo que acompaña al emperador, como se percibe en “Naumaquia”  (1894), un gran óleo fastuoso e imponente que nos contextualiza en una acción dentro del anfiteatro romano.

Ulpiano Checa era perfeccionista, culto, obsesionado con los temas exóticos y los grandes conocimientos históricos. Se le ha catalogado como el gran post-romántico del siglo XIX. Pero el maestro va más allá: en sus obras nos plasma un ritmo vital y una magnificencia implícita. Sus obras no solo son pinceladas de color, hacen sentir, hacen que el espectador se agite ante ellas, nos transmite un momento contenido pero con toda la expresión dinámica de la acción presentada.

 

Vía| Ulpiano Checa, Colmenar de Oreja.

Más información| BENITO GARCÍA, A., Ulpiano Checa: Autobiogafía apócrifa. Catálogo general del Museo Ulpiano Checa. Ed. Museo Ulpiano Checa, 2010.

Imágenes| Naumáquia, Los últimos días de Pompeya, Caballos desbocados.

Video|You Tube: “Ulpiano Checa, un artista multidisciplinar“.

RELACIONADOS