Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


¿Qué tipos de función retributiva existen?

Hoy hablaremos de cómo podemos recibir nuestra remuneración, tema que ya introducimos en el artículo del mes pasado, en el cual se introducía la función retributiva y sus particularidades. Como ya se ha apuntado, en un intercambio en el mercado laboral se ofrece por un lado la fuerza del trabajo y por otro lado se compensa el esfuerzo realizado mediante un salario u otras opciones más creativas. La cifra o el incentivo oculto que ofrece tal cantidad no se nos debería pasar por alto y considero que en este artículo deberíamos poder apreciar los diferentes matices que se esconden en las diferentes variables de compensación económica. Las tres formas que analizaremos será la remuneración fija, la remuneración variable y la remuneración mixta.

¿Qué tipos de función retributiva existen?

Remuneración FijaEntendemos por fija cuando la retribución no está ligada al rendimiento. En este sistema nos encontramos faltos de mecanismos de control ya que no incentiva al esfuerzo y es injusto con los que se esfuerzan más. Por otro lado evita conductas saboteadoras como manipular datos y también es más fácil de entender para el resto de los trabajadores, evitando gastos innecesarios. Un ejemplo claro podría ser un asalariado o un funcionario del estado.

Remuneración Variable: En este caso nos encontramos con un salario totalmente variable, la retribución se podría llamar comisión y en este caso depende únicamente del rendimiento del agente contratado. Las ventajas para la empresa parecen claras, el incentivo al esfuerzo está asegurado pero puede generar inconvenientes como la gran incertidumbre para el trabajador sobre el salario, incentiva manipulaciones y malas conductas, puede generar sobreexplotación de los recursos ya que el resultado inmediato prima por encima del resto y un punto muy importante, los gastos de personal se vuelven muy imprevisibles. El cobro variable de un trabajo podría ser el de los músicos o artistas ambulantes, siendo un salario totalmente dependiente de la percepción subjetiva de su rendimiento.

Remuneración Mixta: El siguiente modelo parece ser el futuro de la remuneración e intenta solucionar los errores de ambos sistemas mencionados. Se combina una parte fija que asigna tranquilidad y minimiza el riesgo del trabajador y por otra parte, se le concede un porcentaje dependiendo del rendimiento. La dificultad que encontrará el Departamento de Recursos Humanos será en determinar qué porcentaje asigna a la fracción fija y qué porcentaje a la variable. Por último, hay una variable en este sistema y es la remuneración mixta con un máximo superior que no puede superar un máximo estipulado ya que se entiende que la racionalidad económica imposibilita que obtener un rendimiento tan alto haga disminuir la calidad del resultado final. Aquí podemos encontrar un gran número de trabajadores como comerciales o personal de tienda en el que su salario se compone de un fijo más las comisiones por ventas.

Como se puede apreciar, no es tarea sencilla el cómo retribuimos el esfuerzo de un agente o en qué nivel fijamos la retribución variable para incentivar al esfuerzo. Parece razonable asumir que aquellos que se sientan confortables con un alto porcentaje de variable podrá deberse a su poca aversión al riesgo o a su confianza en realizar satisfactoriamente la tarea asignada.

Vía| Arruñada, B., Economía de la Empresa: Un enfoque contractual, Editorial Ariel, Barcelona, 1990

Imagen| SayPeople
.
RELACIONADOS