Salud y Deporte 


¿Qué te mueve? II

Si leíste la última entrada, (si no, te invito a que antes de seguir leyendo pinches aquí), dejamos pendiente la cuestión de los beneficios de la actividad física y de si en los trabajos activos podemos considerar que tenemos los deberes hechos en esta cuestión.

Al comenzar una entrada con una pregunta el lector suele esperar que sea respondida durante el desarrollo de la misma. Pero si vienes leyendo alguna de mis otras entradas (sería un honor para mí), habrás llegado a la conclusión de que suelo intentar que se resuelvan por el propio lector, y que sus conclusiones no sean las que a mi me gustaría que fueran, sino que fruto del pensamiento crítico, se muevan circuitos neuronales y se establezcan opiniones ( de acuerdo o discrepantes) sobre los temas que os propongo. Y es que en cuestiones de salud creo que estamos demasiado mimados y se suele tender a animar a la gente a creer en axiomas más que a motivar para la reflexión y el razonamiento. Si quieres un ejemplo de esto más ampliado no te pierdas esta entrada.

Lejos de cubrir el post de datos tediosos sólo os transcribo lo siguiente:

– La inactividad física ocupa el cuarto lugar entre los principales factores de riesgos de mortalidad a nivel mundial. Aproximadamente 3,2 millones de personas mueren cada año debido a la inactividad física.

A nivel mundial, uno de cada tres adultos no tienen un nivel suficiente de actividad física.

Podría inundaros de beneficios de la actividad física, pero igual os comparto esto:

De los 30 minutos diarios recomendados de media, no es necesario realizarlos de forma continua. Podemos movernos, por ejemplo en franjas de diez minutos, varias  veces al día; o 20 minutos por la mañana y 10 por la tarde.

– El momento de tu vida en el que decidas cuidarte siendo más activo no importa. En cada edad se verán beneficios, tanto en la juventud, edad adulta o en la tercera edad. LO IMPORTANTE ES TOMAR LA DECISIÓN.

-En países en desarrollo donde parece que otras causas son más interesantes de abordar como causa de muertes, las enfermedades no transmisibles asociadas a la inactividad física constituyen también un grave problema.

A la cuestión de si la actividad laboral cuenta, según la OMS parece que sí, ( puedes pinchar en el enlace “OMS II”, y verlo en la página 8). Sin embargo existen otros planteamientos que nos hacen pensar en otra línea.

Así que después de todo lo comentado sólo me queda deciros que las personas de mi entorno y como profesional de la salud no les digo ¿ te mueves?, sino que les planteo lo siguiente, ¿QUÉ TE MUEVE?

Espero que me acompañéis en próximas lecturas. ¡Gracias!

¿Qué te mueve?

¿Qué te mueve?

Vía| OMS , OMS II , SEFID

En QAH| Mitos y leyendas

Imagen| Billy 

RELACIONADOS