Coaching Profesional 


¿Qué te lo impide?

¿Por qué no dejas de pensarlo  y empiezas a llevarlo acabo?¿Qué te lo impide?

Enséñales quién eres, no les temas. No reduzcas las velocidad. Grita, salta, hazte notar. No te escondas. Sé libre. Sal y mira de frente a todos los que te encuentres por el camino. Muévete y nunca decaigas, no desesperes, no llores más que de felicidad. Equivócate. Empieza de nuevo.

Hazlo sin más.

Mira, escucha, lee, aprende. Si no sabes de lo que hablas, cállate. Si no sabes la respuesta, haz tú la pregunta. Si no lo encuentras, búscalo.

Imagínate y hazte a ti mismo. Trabaja, esfuérzate. No desperdicies ni un solo segundo de los que tienes porque valen oro. No pienses en mañana, conviérte hoy en lo que vale. Lucha por hacer que cada día cuente. No aguantes. Vete y escribe la historia, rompe las normas.

No te conformes.

Pídele a la vida lo que deseas, exígela ser lo que tú quieras que sea y no desistas hasta conseguirlo. No desperdicies tu tiempo. No seas aburrido y no pongas excusas. Sé tu mejor versión.

Deja de esperar, vete a buscarlo. No seas dramático, las cosas son más fáciles de lo que parecen. Sé fácil, vive fácil. Cree en algo. “Find what you love and let it kill you. Sencillo, nunca simple. No hay solo una verdad, busca la tuya. No le des tu tiempo a quien no lo merece.

Quiérela. O quiérelo. Pero hazlo hasta que duela.

Sacrifícate solo por aquello que merezca la pena. Haz cosas. Y a ser posible, hazlas bien. Toma decisiones y no busques más razones de las necesarias. 

Pide perdón. Da las gracias y no pidas más de lo que mereces.

Súbete a ese avión y lárgate, no esperes más señales. 

No mientas. No te mientas.

Vive.

Mañana no existe. 

 

Imagen| Por qué no

RELACIONADOS