Economía y Empresa 


¿Qué son los depósitos estructurados?

Debido a la baja rentabilidad que actualmente se encuentra en los mercados entre los productos de inversión más conservadores, como son las Imposiciones a Plazo Fijo (IPF) tradicionales, las entidades apuestan cada vez más por ofrecer a sus clientes productos más complejos como son los depósitos estructurados y que pueden ofrecer una mayor rentabilidad, pero ¿Qué es realmente un depósito estructurado? ¿Cómo afecta esto al pequeño inversor?¿Es seguro o tiene algún riesgo?.

En primer lugar como siempre las generalidades no son buenas ya que se puede encontrar de todo entre los productos ofertados, no obstante y como norma general, (obligatorio siempre leer todas las condiciones del producto), decir que se trata de productos que en la mayoría de los casos aseguran el capital, es decir, nunca se perderá el capital invertido inicialmente y lo que sí ofrece es una variabilidad en la rentabilidad al contrario de la rentabilidad fija ofrecida por las IPF, por lo tanto por ese lado se puede considerar como un producto seguro.

Como existen diferentes productos, dos de los principales tipos de productos que existen son:

  • Depósito a tipo fijo + Deposito a tipo variable: Este tipo de productos se crean mediante la división del capital siendo una parte destinada a una IPF con una rentabilidRankiaad normalmente baja (0,2% a 0,5% anual) y una parte variable en base a un activo subyacente (habitualmente una o varias acciones) y que ofrecen una rentabilidad en base a la variación del precio de dicho activo entre el momento final del depósito y el inicial (estas fechas deben venir definidas en el contrato firmado con la entidad).
  • Depósito a tipo variable: Este tipo de depósitos suelen garantizar el capital inicial invertido y posteriormente una rentabilidad en función de la evolución del precio del activo.

Como se ha comentado anteriormente, no siempre se garantiza el capital inicial, lo más habitual es que sí, pero puede haber ocasiones en las que exista un mayor riesgo y la posibilidad de perder parte del capital inicial.

El pequeño ahorrador debe tener en cuenta que este tipo de depósitos al igual a las IPF tradicionales y cuenta con el respaldo del Fondo de Garantía de Depósitos en las mismas condiciones (hasta 100.000 €).

Para contratar este tipo de productos es bueno tener claro, por lo menos, los siguientes aspectos:

  • Se trata de productos más complejos que los tradicionales.
  • Hay que comprobar si garantizan o no todo el capital inicial.
  • Conocer el plazo (existen plazos a menudo más largos que las IPF).
  • Saber si se puede tener liquidez en cualquier momento o solo al vencimiento y las condiciones (penalizaciones).

Más información|Banco de España, iAhorro, El Confidencial, Expansión

Imagen|Rankia

En QAH|Depositos su regulación y que debemos saber, ¿En qué consiste el fondo de garantía de depósitos?, ¿Qué es mejor un fondo de inversión o un depósito?,

RELACIONADOS