Economía y Empresa 


¿Qué son las falsas empresas o empresas fantasma?

Durante el pasado mes de mayo conocíamos de una de las mayores operaciones policiales destinadas a dar con estas falsas empresas o empresas fantasma, que se había saldado con 740 detenidos y 1241 imputados. Pero, ¿qué son las empresas fantasma?,¿Quién las crea y para qué?

Las empresas fantasma son empresas legalmente constituidas y que fingen estar en funcionamiento, cuando en la práctica no lo están.

Se trata de compañías inexistentes, meras figuras jurídicas que quedan sobre el papel y que fingen llevar a cabo una actividad

De acuerdo con la policía, las 135 mercantiles con las que ha dado en esta operación se dedicaban figuradamente a negocios de hostelería, construcción, mensajería, limpieza y jardinería.

A través de estas empresas el empresario puede realizar contratos simulados o emitir nóminas falsas para que amigos, familiares o personas que pagan por ello puedan darse de alta en la Seguridad Social y reunir los requisitos necesarios para cobrar alguna prestación (como la prestación por desempleo una vez el contrato finaliza) o lograr o renovar permisos de residencia en el caso de extranjeros.

En el caso de esta operación, las empresas ficticias fueron creadas para realizar más de 8.400 altas en la Seguridad Social, a través de las cuales se habrían logrado 2100 prestaciones por desempleo y 362 regularizaciones de extranjeros ilegales. En total, se estima que podrían haberse defraudado más de 20,5 millones de euros a las arcas públicas.  

Estas empresas presentan debidamente los correspondientes papeles o documentos informáticos a la Administración, pero se demoran en el pago o no lo realizan, y para cuando la Tesorería de la Seguridad Social decide investigarlo, se encuentra muchas veces con que la empresa ya no existe.

Resulta que, una vez cometido el fraude –impago a la tesorería de la Seguridad Social, principalmente-, estas empresas desaparecen, pero a menudo sus responsables vuelven a realizar esta estafa bajo otro nombre.

Estas actividades fraudulentas podrían suponer una sanción administrativa para el empresario de más de 10.000 euros, y la pérdida de la prestación del trabajador. Además, la Ley Orgánica 7/2012, de 27 de diciembre, que reformó el Código Penal en materia de transparencia y lucha contra el fraude fiscal y en la Seguridad Social endureció las penas y amplio los supuestos que se considerarían delito en este ámbito.

 

Vía|El Mundo

Más información| rtve

Imagen|Pyme Seguros

En QAH| El Caso Bárcenas: Crónica de un escándalo de corrupción anunciado (I) ¿Cuántos paraísos fiscales hay en el mundo?

RELACIONADOS