Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué son las agencias de calificación de riesgos o rating?

¿Qué son las agencias de calificación?

Las agencias de calificación de riesgos se han convertido en esta crisis en protagonistas de muchas noticias económicas. Su función es evaluar la solvencia y la calidad crediticia de las empresas y calificarlas según distintas variables.

Nacieron a principios del siglo pasado en EE.UU debido a que los inversores necesitaban saber la fiabilidad de las emisiones de obligaciones de las compañías de ferrocarriles y según fueron creciendo los mercados financieros, estas empresas también fueron aumentando su poder e influencia.

Las agencias de calificación crediticia más conocidas son Fitch, Standard & Poor’s y Moddy’s, tres compañías privadas que absorben el 90% del negocio y además figuran entre los organismos con más influencia económica a nivel mundial. Su poderío es tal que un suspenso puede acabar tumbando a un banco, una empresa y hasta a un gobierno.

Su misión es hacer análisis de las cuentas y balances económicos de las empresas, gobiernos, y entidades sin ánimo de lucro, entre otros. No solo se limitan a los cuadernos de cuentas recientes, sino que miran también las estadísticas pasadas, con el ánimo de establecer comparaciones y de poder emitir un veredicto sobre cuál será la marcha futura de la empresa.

Tras hacer todos los exámenes pertinentes, ponen nota a la empresa o estado evaluado. Esta calificación sirve en el mercado para que los inversores sepan si ese estado o empresa es una inversión segura y de calidad.

Para hacer sus valoraciones utilizan códigos de letras, la escala va desde la triple A hasta la D, tener una triple A significa que la deuda o país emisor y el cobro de los intereses tiene todas las garantías, por el contrario invertir en un fondo D supone riesgos.

Estas agencias son privadas, viven de lo que les pagan sus clientes. No es obligatorio para nadie disponer de su evaluación, pero no contar con sus análisis puede ser interpretado como un símbolo de ocultación de datos. Su poder de influencia es hoy tan alto que los grandes inversores solo invierten en productos calificados con la máxima puntuación dada por estas agencias. Por ejemplo en el caso de Francia o de España, esto puede suponer que los inversores no quieran arriesgarse en comprar su deuda por temor a que no se la devuelvan en el plazo fijado o se vean obligados a venderla porque no cumple con las garantías exigidas y así, Francia y España deberán pagar más intereses a quienes tomen el riesgo de poner su dinero en sus bonos, crecerá su deuda y las agencias les volverán a bajar la nota.

Por último, cabe recordar que dieron su máxima nota a las hipotecas subprime en 2008, días antes de que estallara la gran crisis y se convirtieran dichos productos financieros en basura.

 

Vía| Consumer, Oro y finanzas

Más información| La Vanguardia

Imagen| Agencias

En QAH| ¿Qué es la renta fija? (II): Calificaciones crediticias, ¿Qué es el mercado de deuda soberana?, ¿Qué es el rating soberano?

RELACIONADOS