Coaching y Desarrollo Personal 


¿Qué significa procrastinar?

procrastinacion

Si existe un archienemigo de la productividad, como Moriarty lo fue para Sherlock Holmes, ésta es sin duda la procrastinación.

¿Qué es la procrastinación?

Según la definición de la Wikipedia, “La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables”.

Siempre es más “fácil” atender la llamada del amigo que me acaba de llamar para tomar una cerveza que escribir este artículo o ver un poco la tele en lugar de ponerme a estudiar.

¿Por qué procrastinamos?

Los seres humanos tendemos a la gratificación inmediata aunque el hecho de diferirla pueda suponer un disfrute mayor. No obstante, cuando esto se convierte en un hábito, tendremos problemas muy serios para conseguir las cosas que verdaderamente deseamos.

Intentando ahondar un poco más en el asunto, encontramos tres posibles causas:

El miedo a no ser perfectos. Muchas personas cometen el error de creer que son lo que hacen. Si asociamos nuestro ego (cuánto daño hace el maldito ego) a nuestra tareas, cualquier comentario sobre las mismas será equivalente a hacerlo sobre nuestra persona. Por lo tanto,  para que no me dañen no me expongo, es decir, no hago nada.

El miedo al fracaso. La consecuencia habitual de hacer una tarea suele ser la crítica de la misma. La gratificación es mucho más extraña. Si algo está bien hecho, no se suele decir nada. Por lo tanto, si lo que obtengo habitualmente por hacer algo son críticas y nunca refuerzos ¿para qué hacer nada?

El miedo a las expectativas imposibles. Si estudio una nueva carrera mientras trabajo eso me llevará a pedir un aumento. Si mi empresa me lo deniega, tendré que dejar mi trabajo. Si dejo mi trabajo y encuentro uno nuevo, quizás tenga que cambiar de domicilio, etc. Si lo que hago, aunque sea excelente, implicará “problemas”, prefiero postergar y nunca empezar nada. Por lo tanto, la proyección de futuro, aún siendo positiva, puede aniquilar cualquier intento de iniciar nada en el presente.

¿Qué consecuencias tiene la procrastinación?

En función de lo arraigado de este nefasto hábito, las consecuencias pueden ser tan dramáticas como la pérdida de tu trabajo, amistades o problemas psicológicos más profundos derivados de las consecuencias de procrastinar.

La procrastinación es un tanto perversa porque “no siempre sale mal”. A veces, estudiar la tarde anterior al examen tiene como resultado una matrícula de honor o no abordar un problema deriva en que éste desaparezca u otra persona lo resuelva por mí.

De cualquier modo, si rascas un poco sobre la superficie te darás cuente de que por mucha matrícula de honor que tengas no has aprendido nada o de que los problemas, tarde o temprano, vuelven a surgir y acabarás teniendo que hacerte cargo de ellos.

¿Qué soluciones hay?

No hay solución fácil. Empieza por identificar cuándo procrastinas y trata de determinar las causas últimas de tu procrastinación. El autoconocimiento es un hecho fundamental y previo a implementar un sistema de productividad.

Tienes técnicas de análisis de problemas y tienes profesionales que pueden ayudarte. Lo que no debes hacer, por favor, es dejarlo para mañana.

Más información| Tengoques y deberías: disparadores de la procrastinación

Más información| Pensamiento monolítico y calendario inverso

Imágenes|  Pizarra

 

RELACIONADOS