Economía y Empresa 


¿Qué se entiende por controles de alto nivel en las empresas?

La reforma del Código Penal en vigor desde julio de 2015, tal y como comentábamos en otros de nuestros artículos publicados en Qué Aprendemos Hoy, ha traído consigo nuevas exigencias para las empresas que pueden resumirse en la tenencia de un Manual de Prevención de Delitos.

En esta ocasión, nos adentraremos directamente en una parte fundamental de ese Manual de Prevención de Delitos, como es la implementación de controles para intentar eliminar o al menos reducir la posible comisión de ilícitos penales en las empresas. Estos controles podrían categorizarse en dos grupos: controles generales exigibles por igual a todas las compañías (también denominados por los expertos controles de alto nivel) o controles específicos que afectan a la compañía en concreto y al desarrollo de su actividad.

En cuanto a los controles de alto nivel son principalmente cuatro:

  1. Poseer un Código Ético o de Conducta en el que se recojan los principales principios y valores éticos sobre los que pivota el quehacer diario de la compañía. La mayoría de las empresas del IBEX 35 publican sus Códigos Éticos en sus webs corporativas, de modo que sean visibles y accesibles para todos.
  2. Poseer un Canal de Denuncias o Canal Ético a través del cual los empleados puedan comunicar de forma estrictamente confidencial al Comité Ético o de Cumplimiento, las posibles irregularidades que puedan darse en el seno de la organización. Estos canales pueden ser tanto de gestión interna como externa.
  3. Poseer un Régimen Sancionador o Sistema Disciplinario para aquellos casos en los que acaezcan irregularidades o incumplimientos de las normativas y políticas internas. La mayoría de las compañías suelen remitirse en este aspecto al Convenio Colectivo que regule su sector, o bien directamente al Estatuto del Trabajador.
  4. El compromiso de formar y comunicar a los empleados todo lo que sea necesario saber sobre compliance (cumplimiento normativo), y principalmente sobre compliance penal.

Asimismo, y como complemento de los controles de alto nivel arriba expuestos, es muy recomendable que la empresa cuente con un protocolo de actuación, ad hoc para el compliance penal, en caso de comisión de irregularidades, de manera que todos los implicados sepan cómo actuar y a quién dirigirse si son conocedores de las mismas.

Vía| Fuente propia: GPartners, Asesores Forenses y Financieros, S.L

Más información| Cuadernos Legales KPMG: La prevención penal

Imagen| articles.bplans.com

En QAH| ¿Eres empresario y quiere saber cómo te va a afectar la nueva Reforma del Código Penal?

 

RELACIONADOS