Jurídico 


¿Qué riesgos encontramos al alquilar?

Para muchas personas, el alquiler les abre la puerta a una renovación al cambiar de hogar. Además, cabe la posibilidad de que por esa puerta se cuelen otros imprevistos –favorables o no tan favorables- aparte de los que de por sí acarrea una mudanza a un nuevo sitio.ALQUILAR / APARTAMENTOS / PISOS / ALQUILERES / ALQUILER / BUSCAR / BUSQUEDAS / OFERTA INMOBILIARIA / INMOBILIARIAS / ALQUILER VENTA VIVIENDAS / CASAS / PISOS

Se pueden gestar obstáculos que ni siquiera rondaban por la cabeza al momento de mirar con ilusión inmuebles para construir un nuevo hogar.

Encontramos una figura que presenta gran relevancia en esta cuestión. Esta es la fianza –a la que el Código Civil le dedica el Título XIV-.

Resulta de interés comentar el supuesto ocasionado del que se ocupa la sentencia del TS 95/2012 de 23 de febrero, sobre la apropiación indebida de la fianza por dos sujetos sin tener la facultad de intermediación para el alquiler y por tanto, carecer de la autorización para percibir cantidades de los supuestos inquilinos futuros.

¿Qué ocurre en el caso de que haya negativa a devolver la cantidad entregada en caso de que no se llegue a alquilar?

Esta cuestión describe la realidad de muchas personas, a las que se les ha negado la posibilidad de percibir la cantidad que han entregado de buena fe previamente a que se produzca la formalización del contrato de alquiler, llegando a volverse ilocalizables la parte que prestaba los servicios.ALQUILER 3

Estos actos son englobados según el Tribunal Supremo dentro del delito de estafa.

En la sentencia mencionada, ninguno de los contratos llegó a firmarse antes de entregar el dinero, que posteriormente se negaban a devolver. Los inmuebles en alquiler jamás se llegaron a ocupar.

En la descripción de los hechos, vemos que se dan acciones defraudadoras con apariencia real para engañar a personas con mediana perspicacia. Esto viene denominado “negocio criminalizado” por la sentencia del Tribunal Supremo 1341/2005 de 18 de noviembre (RJ 2006,41).

¿Qué se entiende por engaño?

Tal y como refleja la STS 1243/2000 de 11 de julio (RJ 6909), la estafa “no puede entenderse…como cualquiera otro tipo de los que implican desplazamiento o sustracción patrimonial… En el caso de la estafa no cabe imputar a la víctima el desapoderamiento que resulta, cuando no actúa voluntariamente. Y no cabe hablar de voluntariedad, en ese sentido, aún cuando el acto de desplazamiento sea voluntario, si esa voluntad es fruto del engaño, como si lo es de la violencia o de la ignorancia…”

Según la Teoría de la imputación objetiva, no es suficiente que exista causalidad natural para la atribución de un resultado. Es necesario que dicha causalidad sea comprobada y que se determine la existencia de la acción que ha creado el peligro desaprobrado jurídicamente, y del que se origina el resultado perjudicial que la norma penal trata de acatar para que no ocurra.

En esta Teoría de la imputación objetiva, es necesario que exista:

  • En primer lugar, un riesgo “típicamente relevante”, es decir, que origine una situación perjudicial recogida en nuestro Código Penal.
  • En segundo lugar, el comportamiento debe ser “peligroso”, ya que ha de crear una lesión o una puesta en peligro del bien jurídico protegido.
  • En tercer y ultimo lugar, como especifica la sentencia “el juicio de probabilidad (prognosis posterior objetiva) requiere incluir las circunstancias conocidas o reconocibles que un hombre prudente en el momento de la acción más todas las circunstancias conocidas o reconocibles por el autor sobre la base de sus conocimientos excepcionales o al azar.”

El engaño es idóneo, dado que se da la imputación patrimonial perjudicial y se relaciona con un acto socialmente no aceptado.

Para evitar este tipo de situaciones, es conveniente informarnos de los derechos que nos asisten a la hora de alquilar y asegurarnos en qué manos depositamos el dinero y con qué fin.

Vía| Jurisprudencia del Tribunal Supremo

Imagen| Alquiler vivienda Búsqueda de alquiler Alquiler

En QAH| Conocimientos básicos del arrendamiento de vivienda (I)

RELACIONADOS