Jurídico 


¿Qué relación hay entre el consentimiento informado y el error de diagnóstico?

El consentimiento informado nace a raíz del cambio de perspectiva de la relación existente entre el médico y el paciente. Esta relación pasa de ser una mera relación vertical, donde el médico adoptaba una posición parental, a ser horizontal, donde el paciente es quien decide acerca de su salud, haciendo uso de su autonomía. Relacion medico-paciente

La decisión del paciente se forma en base a la información aportada por su médico, debiendo incluir los riesgos y consecuencias para su salud.

En nuestro ordenamiento jurídico, la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, reguladora de la autonomía del paciente, y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, entiende el consentimiento como un elemento fundamental en la autonomía del paciente. Esto viene siendo regulado también desde 1986 en nuestro país con la Ley General de Sanidad.

En una correcta asistencia sanitaria, los principios deontológicos fundamentales deben ser puestos en marcha. La obligación del profesional médico es la de intentar curar, haciendo uso de todos los instrumentos disponibles, informando al paciente de su diagnostico, pronostico, tratamiento y riesgos, y continuar el tratamiento hasta el alta.

Los avances en las técnicas de diagnostico hacen posible comunicar al paciente su estado de salud de una

CONSENTIMIENTO2

manera más precisa. Esta información otorgada al paciente le abriría un abanico más amplio de posibilidades a la hora de tomar decisiones sobre su salud.

¿Qué ocurre cuando el diagnóstico resulta erróneo?

De este supuesto versa la Sentencia del Tribunal Supremo 3556/2011, con fecha de 31 de mayo de 2011.

La paciente demanda a la clínica en la que se puso en manos durante su embarazo por un error de diagnostico.

La información aportada a la paciente era errónea, dado que en el informe relativo a la ecografía practicada hacía constar de manera expresa el estado normal de todas las extremidades del feto, incluyendo aquella que posteriormente se comprobaría inexistente.

Esta información suministrada a la paciente carecía de las anomalías que se estaban produciendo, considerándose falta de información y delatando una actuación médica suficiente. Pues, de haber tenido la información, la paciente podría haber tomado la decisión de interrumpir su embarazo en el plazo legal establecido.

Ante este error de diagnostico, la libertad y autonomía de la paciente se ven afectadas, provocando daños morales y patrimoniales.

El papel de la historia clínica es muy importante en la relación medico paciente como instrumento de prueba, dado que es la principal fuente de información para acreditar los elementos relevantes de una potencial acción de una responsabilidad por incumplimiento de un profesional médico. Es relevante por mostrar, a modo de reconstrucción, una prueba objetiva en supuestos donde exista incumplimiento.

En este supuesto derivado de la sentencia mencionada, una mayor diligencia por parte del profesional podría haber evitado aquella afirmación.

Entre el deber de aportar información por parte del profesional de la medicina, se encuentra el deber de informar sobre posibles riesgos conocidos y constatados científica y estadísticamente.

Por eso, el consentimiento informado infructuoso incide en la causa de irresponsabilidad, tal y como sostiene la sentencia de 9 de mayo de 2014 dictada por el Tribunal Supremo en su fundamento jurídico tercero, determinando que este se considera parte de la lex artis.

Via| STS 3556/2011, Ley 41/2002.

Imagen| Relación médico-paciente, firma de consentimiento, ecografía.

Más información| GUERRERO ZAPLANA, José. “El Consentimiento informado. Su valoración en la jurisprudencia”. Editorial Lex Nova, 2004.

RELACIONADOS