Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué pasa cuando no se paga un mini crédito?

Las empresas de mini créditos están empezando a convertirse en una de las opciones favoritas para todos aquellos que quieren conseguir dinero rápido y fácil sin necesidad de pasar por el banco.

Los mini préstamos ofrecen dinero al instante, sin papeleos y 100% online y con unos requisitos mucho menos exigentes que los de las entidades financieras. Sin embargo, se debe pagar por esta confianza del prestamista y por el servicio de inmediatez, y normalmente no son productos financieros baratos.

La facilidad para conseguirlos conlleva un riesgo de sobre endeudamiento más alto y, por lo tanto, es imprescindible acudir a los mini créditos estando siempre 100% seguros de que se van a poder devolver en el plazo estipulado. En el caso contrario, se iniciará un proceso en el que nuestra deuda irá aumentando y será cada vez más difícil salir de la misma.

Mini créditos

Infórmate bien antes de contratar un mini crédito

Aunque cada empresa el procedimiento es diferente, en la mayoría de los casos se sigue el mismo proceso:

La empresa contacta con el prestatario para informarle de la situación y recordando la fecha de pago.

  1. Si el cliente no paga, empezarán a cobrar intereses de demora.
  2. Si se sigue sin pagar, a partir de la segunda cuota se incluirá al cliente en una lista de morosos como ASNEF o RAI, lo que le impedirá solicitar otros préstamos.
  3. En casos extremos en los que el cliente acumula deudas grandes, se iniciarán procesos judiciales.

¿Cómo evitar sobre-endeudarse con un mini crédito?

Utilizados de forma responsable, los mini préstamos son un buen sistema para conseguir dinero rápido y fácil. Antes de solicitarlos, es recomendable seguir los siguientes consejos:

Solicitar solo la cantidad necesaria: Los honorarios aumentan cuanto más crédito se solicita. Por lo tanto, es recomendable pedir el mínimo dinero posible.

No encadenar mini préstamos: Los mini créditos están diseñados para cubrir necesidades económicas puntuales como reparar una avería del hogar o pagar una factura más alta de lo que se esperaba. Utilizarlos de forma habitual aumenta las posibilidades de sobre endeudarse. Aunque se puede solicitar un mini crédito teniendo activo otro mini préstamo con otra empresa, no es la práctica más recomendable.

Planificar los pagos: Es importante asegurarse de que se va a tener el dinero para devolver el crédito en la fecha de vencimiento. Lo más recomendable es acercar la fecha de pago al día en el que se cobra la nómina, pensión o prestación por desempleo.

Utilizar prórrogas: Muchas empresas de mini créditos ofrecen la posibilidad de contratar prórrogas para hacer extensiones del plazo en el caso de no poder pagar a tiempo. Es importante contactar con la empresa lo antes posible para resolver cualquier duda y ver qué opciones ofrecen.

Pedir cantidades ajustadas a los niveles de ingresos: Aunque algunas empresas de mini créditos ofrecen hasta 900 €, es importante solicitar cantidades realistas y que se puedan asumir. Además, las posibilidades de que concedan el crédito son mucho más elevadas si se piden cantidades pequeñas.

Vía| Pepe Dinero

Imagen| Atacazo Financiero

Más información| HelpMyCash

Imagen| Blog Economista

En QAH| El problema del endeudamiento en la economía

 

RELACIONADOS