Historia 


¿Qué papel jugaron las mujeres en las Cortes Constituyentes?

Imagen del documental "Las constituyentes", de Oliva Acosta

Imagen del documental “Las constituyentes”, de Oliva Acosta

Hoy se cumplen 37 años de la aprobación, a través de referéndum, de la Constitución de 1978. El 6 de diciembre de aquel año se aprobó por amplia mayoría la Carta Magna que sigue rigiendo la legislación española. Un clásico en estas fechas es recordar a los padres de la Constitución, quienes redactaron esta ley de leyes todavía en vigor. Y hacemos bien al hablar en masculino porque, en efecto, todos ellos fueron hombres. Este dato nos hace preguntarnos cómo era la representación de la mujer en la política en aquellos momentos iniciales de la recobrada democracia. Y parece una reflexión pertinente para entender que, aunque es mucho lo que queda por avanzar en la igualdad real entre hombres y mujeres, también se ha recorrido un gran camino en estos años, al menos, en la representación política.

En efecto, los siete autores de la Constitución son hombres: Gabriel Cisneros (UCD), Manuel Fraga (Alianza Popular), Miguel Herrero Rodríguez de Miñón (UCD), Jordi Solé Turá (PSUC),  José Pedro Pérez Llorca (UCD), Miquel Roca i Junyent (Pacte Democràtic per Catalunya) y Gregorio Peces-Barba (PSOE). Todos ellos eran diputados de las Cortes Constituyentes (1977-1979). Ni una sola mujer en ese grupo selecto de personas que redactaron la Carta Magna. La representación de las mujeres, es decir, de la mitad de la población, en aquellas Cortes Constituyentes era mínima. Apenas 27 mujeres, 21 en el Congreso y seis en el Senado, formaban parte de esas Cortes que reinstauraron la democracia.

La historia de estas sucesoras de Clara Campoamor y Victoria Kent, entre otras mujeres diputadas en el pasado, se refleja en el documental de Oliva Acosta, Las constituyentes. Ahí se habla de cuál era el papel de la mujer en aquella sociedad. De su labor para incluir la visión feminista, la necesaria igualdad entre hombres y mujeres, en la Constitución que se redactaba. Estas 27 constituyentes fueron: Asunción Cruañes (PSOE), Belén Landáburu (senadora por designación real), Soledad Becerril (UCD), Dolors Calvet (PSUC), Ana María Ruiz (PSOE), Esther Tellado (UCD), Nona Inés Vilariño (UCD), María Dolores Pelayo (UCD), Carlota Bustelo (PSOE), Virtudes Castro (PSOE), María Izquierdo (PSOE), Rosina Lajo (PSOE), Amalia Miranzo (PSOE), Mercedes Mol de Miguel (UCD), Gloria Begué (senadora por designación real), María Teresa Revilla (UCD), Inmaculada Sabater (PSOE), Juana Arce (UCD), Elena María Moreno (UCD), Dolores Blanca Morenas (UCD), Palmira Plá (PSOE), Dolores Ibárruri (Partido Comunista), Marta Mata (PSC), Pilar Bravo (PCE), María Victoria Fernández (AP), Carmen García Boise (PSOE) y Maria Rubiés (Coalición Democracia i Cataluña).

MIembros de las Cortes Constituyentes celebrando la aprobación de la Carta Magna

Miembros de las Cortes Constituyentes celebrando la aprobación de la Carta Magna

Otro ejemplo de la escasa presencia de las mujeres en aquellos primeros años de la democracia es que en el gobierno de Adolfo Suárez de la legislatura constituyente (1977-1979) no hubo ni una sola ministra y el ejecutivo de la I Legislatura sólo una mujer tuvo cartera, Soledad Becerril, quien fue ministra de Cultura y Bienestar entre 1981 y 1982.

Si comparamos aquella época con la actual podemos comprobar lo que se ha avanzado en la representación de las mujeres en la política. La última legislatura comenzó en 2011 con 125 mujeres sobre un total de 350 diputados, lo que representaba un 35,7% de los escaños. Lejos aún de la proporción real entre hombres y mujeres en la sociedad. Pero con la marcha de diputados a lo largo de la legislatura por distintas razones esta presencia de diputadas en el Congreso se ha aumentado hasta las 148, un 40% del total. En el ejecutivo de Rajoy hay una vicepresidenta (Soraya Sáenz de Santamaría) y tres ministras (Ana Pastor, Isabel García Tejerina y Fátima Báñez), por nueve ministros, más el presidente.

En 2007 se aprobó la Ley de Igualdad que establece que  en cada tramo de cinco puestos de las candidaturas (cerradas) de los partidos políticos a las elecciones, ninguno de los dos sexos puede superar el 60%. Al margen de que se esté  a favor o no de la paridad como sistema para alcanzar la igualdad real, parece razonable y necesario plantear el debate de por qué la mitad de la población está aún tan poco representada en las cúpulas de la sociedad. Otro ejemplo está en el mundo de la empresa. En los Consejos de Administración de las empresas del Ibex hay sólo 87 mujeres, un 18,39% del total. Hoy, 37 años después de la aprobación de la Constitución, es buen momento para reflexionar sobre lo avanzado y lo que falta por mejorar.

Vía| Lasconstituyentes 

Más información| paridad.eu

Imágenes| Lasconstituyentes josuerkoreka 

En QAH| El legado de Adolfo Suárez (IV): La Constitución Española de 1978

RELACIONADOS