Curiosidades Científicas 


¿Qué ocurre si se para un motor de un avión en vuelo? (III): Helicópteros

Como comentábamos en artículos anteriores, un fallo de motor se afronta en cabina de una u otra forma en función del tipo de aeronave en cuestión. Hemos hablado del caso de bimotores y monomotores pero, ¿qué ocurre en el caso de un helicóptero? Como se puede presuponer, es la situación más crítica de las que hemos tratado hasta ahora ya que, al carecer de alas, no dispone de capacidad para planear como pueden hacer los aviones.
Como todos imaginamos, un helicóptero se mantiene en el aire gracias al rotor que hace girar las palas que, a su vez, son como alas de un avión girando a alta velocidad. Cuando esto sucede, el aire que está sobre el helicóptero pasa rápidamente hacia la parte inferior a través de las palas y el rotor, generando sustentación.

En caso de fallo del rotor principal del aparato, éste comienza a descender súbitamente y se produce un flujo de aire inverso que pasa de la parte inferior del helicóptero a la parte superior. Cuando esto ocurre, el piloto desbloquea dicho rotor para permitirle el movimiento libre, de forma que al pasar el aire de abajo a arriba, las palas comienzan a moverse de forma natural por ese flujo ascendente. Podemos visualizar esto fácilmente si pensamos en el típico molinillo de papel que todo niño ha fabricado alguna vez. Al moverlo hacia delante y tener flujo de aire suficiente, el molinillo se mueve y gira. Pues bien, las palas del helicóptero actúan en este caso como un molinillo que se desplaza hacia abajo y que comienza a girar cuando la “caída” le proporciona el flujo de aire necesario. Cuando este giro o rotación comienza, se produce una sustentación residual que el piloto puede utilizar para imbuir el helicóptero en una caída controlada parcialmente controlada utilizando, además, otras herramientas a su alcance como el ángulo de ataque y el paso (inclinación) de las palas. Esto es lo que se conoce como maniobra de autorrotación.

 

No se trata de una maniobra fácil y no son pocos los pilotos que sienten cierta aversión hacia ella. Muchos suelen hacer referencia al viejo refrán “por la boca muere el pez y el piloto por los pies” al oír hablar de la autorrotación. Lo cierto es que, en el caso de un helicóptero y si esta maniobra no se efectúa de forma adecuada por cualquier causa, la pérdida del rotor principal puede resultar fatal al carecer de superficies como las alas de los aviones que le permitan mantenerse en el aire controlando su inevitable  y rápida pérdida de altitud.

Imagen | Autorrotación

En QAH | ¿Qué ocurre si se para un motor de un avión en vuelo? (I): Bimotores;  (II): Monomotores

Vídeo| YouTube: Maniobra de autorrotación

RELACIONADOS