Jurídico 


¿Qué ocurre con la herencia si no hay testamento?

Cuando fallece una persona, la sucesión de sus bienes, derechos y obligaciones puede producirse por dos vías:

Sucesión testada: El causante ha determinado el destino de sus bienes en el testamento para después de su muerte. El testamento es un negocio jurídico unilateral que se caracteriza por su eficacia post mortem así como por la revocabilidad, entre otros aspectos.

Sucesión intestada o abintestato: El fenómeno sucesorio es regulado por ley cuando falta el testamento. La sucesión intestada busca llenar la laguna creada cuando hay una ausencia de declaración de voluntad del causante. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tipo de sucesión no opera únicamente cuando no hay testamento, sino también cuando este es nulo, pierde su validez, el causante no dispone de todos sus bienes etc.

De ese modo, cuando el causante no ha determinado el destino de su herencia tenemos que recurrir a los artículos 930 y siguientes del Código Civil. Como vemos, para evitar la inseguridad jurídica, la ley opta por determinar el orden de llamada de los familiares para lo cual es básico tener en cuenta los grados de parentesco:

La ley determina el orden de llamada si no hay testamento

La ley determina el orden de llamada si no hay testamento

Descendientes: El llamamiento preferente corresponde a la línea recta descendente, es decir, los hijos, ya sean matrimoniales o no, suceden a sus padres. Si no hubiera hijos, sucederán los nietos del causante, todo ello sin perjuicio de la legítima que recibe el cónyuge viudo.

Ascendientes: Si no hay línea recta descendiente, hereda el padre o la madre por partes iguales, y si solo sobrevive uno, este será quien recibirá toda la herencia. A falta de los padres, suceden los ascendientes más próximos en grado, es decir, los abuelos. Si viven tanto los abuelos maternos como los paternos, ambas familias recibirán la herencia a partes iguales.

Cónyuge: En defecto delos anteriores y antes que los hermanos y sobrinos, quien recibe la herencia es el cónyuge viudo, pero solo si este no estuviera separado judicialmente o de hecho.

Colaterales: Cuando concurren únicamente hermanos o sobrinos, estos heredan por partes iguales. Si hay hermanos y sobrinos, estos últimos reparten entre la si la parte de la herencia que hubiera correspondido al hermano fallecido del causante.

Demás parientes hasta el cuarto grado: Reciben la herencia por partes iguales. Más allá del cuatro grado no es posible heredar sin testamento.

¿Qué ocurre ante la ausencia de todos los anteriores? En ese caso, quien hereda es el Estado pero la aceptación tiene lugar a beneficio de inventario. En otras palabras, el Estado como heredero solo responde de las deudas de la herencia en la misma cantidad que los bienes y derechos recibidos y nunca podrá recibir una herencia ruinosa donde las deudas superen los bienes. A su vez, dado que el Estado tiene un deber de suceder para evitar la dispersión del patrimonio, no cabe la renuncia a la herencia recibida y el destino de la misma se encuentra legalmente establecido, no pudiendo destinar los bienes a cualquier finalidad.

Vía| Sistema de Derecho Civil. Derecho de Familia. Volumen IV. Tomo 1.  Díez-Picazo Luis y Gullón Antonio. Editorial Tecnos, 2012

Imagen| Herederos

En QAH| ¿Cómo se calculan los grados de parentesco?

RELACIONADOS