Casos empresariales, Economía y Empresa 


Qué nos pueden enseñar Warren Buffett y Apple sobre el éxito

Si uno de los mejores inversores de la historia y la empresa más grande del mundo coinciden en un punto, parece sensato prestar la máxima atención y tomar nota.

Me estoy refiriendo, cómo no, a Warren Buffett y Apple, respectivamente.

El afamado inversor, gracias a su larga trayectoria de éxito, amasa una de las mayores fortunas del mundo. A sus 83 años de edad, se puede permitir como pocos dar lecciones sobre el éxito, no solo en el ámbito de la inversión. Y una de sus claves es el concepto de “círculo de competencia”, acuñado junto a su mano derecha, Charlie Munger.

Una persona, ya se dedique a la gestión de activos, a labores filantrópicas, o a cualquier otra actividad, no solo a nivel profesional, debe conocer cuáles son sus ventajas competitivas; no solo qué se le da bien, sino qué se le da mejor que la media o que su entorno. Una vez que da este primer paso, el segundo y quizá más complicado, es ceñirse a estas actividades, mantenerse en su “círculo de competencia”, pese a las muchas tentaciones que seguramente tendrá de salirse de él.

Esto, en la práctica, implica decir que no a muchas cosas. Esto es precisamente lo que, según Buffett, diferencia a la gente exitosa de la gente muy exitosa:

 

“The difference between successful people and very successful people is that very successful people say “no” to almost everything” Buffett

 

Una empresa que sigue esta línea en su estrategia es Apple, en estos momentos la empresa más grande por capitalización bursátil (475.000 millones de dólares).

Pese al escepticismo actual con el que se ve la estrategia de la compañía de Cupertino por parte de analistas tecnológicos e inversores, nadie puede negar que el tremendo éxito cosechado ha descansado en parte sobre esta filosofía

(No obstante, esto no quiere decir que no sea posible conseguir un éxito similar siguiendo una estrategia diferente, como quizá podría simbolizar otro gigante tecnológico como Google).

Prueba de que esta idea forma parte de su ADN es su spot publicitario de Junio 2013 “Designed by Apple – Intention”, en el que la firma que dirige Tim Cook persigue transmitir los pensamientos y emociones que están presentes en la creación de cada producto de Apple. Destaco la frase que mejor resume esta filosofía del “no”:

“There are a thousand no’s for every yes” Apple

 

No sabemos lo que se cuece en la cocina ultra-secreta de Apple, pero sí sabemos que lo que sale al mercado es solo una pequeña parte de las ideas y productos que inicialmente tuvieron en mente. Esto les ha llevado a tener un catálogo de productos relativamente pequeño, con la línea del iPhone aportando el 56% de los ingresos (datos del 4º trimestre de 2013, o el 1er trimestre del año fiscal 2014).

http://youtu.be/VpZmIiIXuZ0

Hacer pocas cosas, pero hacerlas bien, lo mejor posible. Cosas para las que te sientas cómodo por tu nivel de conocimientos y por las que sientas pasión. No tener miedo a decir que no, sino lo contrario: saber discriminar y discernir cuáles son las prioridades y elegir según ellas. Quizá estas sean las lecciones que nos aportan Warren Buffett y Apple.

RELACIONADOS