Tecnología y Social Media 


¿Qué nos ofrece Internet para trabajar en grupo?

Llegamos a clase el primer día del curso. Entre presentación y presentación, uno de los profesores dice que, para aprobar su asignatura, es necesario hacer un trabajo en grupo. Cuando ya has formado el grupo, tienes que fijar un día para poder quedar para hacerlo, y llegan las complicaciones: que si hay muchas clases, tienes que estudiar otra asignatura…

Esta situación cotidiana se hace mucho más liviana hoy en día gracias a todas las herramientas que se han puesto a nuestra disposición para compartir todos esos apuntes, documentos o imágenes necesarias para nuestro trabajo. Pero, ¿cuál es la mejor herramienta para trabajar?

Como en casi todos los temas relacionados con la informática, la respuesta es depende. Depende de factores como la temática del trabajo a hacer o el tamaño de los archivos. En este artículo voy a presentar algunas de las más conocidas que pone Internet a nuestro alcance, incidiendo en cómo pueden ayudar a que nuestra tarea sea un verdadero éxito.

Whatsapp: Esta aplicación ha supuesto una revolución en el mundo de las comunicaciones, pero muchas veces no es tan útil como se piensa. El uso de un grupo aquí debe ser para cuestiones meramente informativas como, por ejemplo, fijar una fecha para seguir trabajando en él.

WhatsApp

Dropbox: Gracias al Cloud Computing tenemos joyas como esta. Dropbox nos proporciona, de manera gratuita, 2 Gb de espacio para poder subir todo tipo de archivos. Si se trabaja desde casa, es posible establecer una carpeta pública a la que pueden acceder todos los miembros del grupo, siendo posible almacenar ahí lo necesario para trabajar.

Google

Google: Google tiene una capacidad innata para desarrollar software tanto necesario como estable. Google Docs nos permite trabajar con elementos disponibles en el paquete Office (como Word o Excel), siendo posible incluso que varias personas trabajen sobre él simultáneamente. Hay que tener cuidado con esto, pues puede ser un arma de doble filo: no se actualiza exactamente cuando ocurre una modificación, lo que puede provocar caos en nuestro documento si hay varias personas trabajando en él. También nos ofrece, mediante Google Drive, 5 Gb de manera gratuita para poder almacenar archivos. Aumenta la capacidad de almacenamiento con respecto a Dropbox, con una sola cuenta de correo puedes tener acceso a todas las funcionalidades que pone a nuestro alcance Google y, gracias a esto último, puedes activar las notificaciones para que te avise cuando algún usuario ha cambiado algo, lo cual hace que optar por esta opción sea realmente apetecible.

SkyDrive: Desarrollada por Microsoft, este servicio de almacenamiento de archivos no ha sido tan conocida debido al gran éxito de otras como Dropbox o el mismo Google Drive. Nos ofrece también una capacidad de 7 Gb para almacenar archivos, y podemos combinarla con nuestra cuenta de Hotmail. Es bueno tenerla en cuenta si necesitamos compartir archivos de gran tamaño.

Skype: Otro arma de doble filo. Puede dar mucho juego el hacer una llamada grupal en la que compartir ideas o simplemente trabajar, pero puede molestarnos el hecho de que no podemos ver por dónde avanza el proyecto. Por ejemplo: mis compañeros me comentan ideas y yo voy desarrollando mi trabajo, pero ellos solo pueden verlo cuando ya esté terminado y lo comparta, siendo imposible esa modificación inmediata si fuera necesario.

Skype

Como se puede ver, Internet y, sobre todo, el avance a pasos agigantados del Cloud Computing pone en nuestras manos servicios excelentes para trabajar, pero el primer paso que se debe dar es pensar cómo enfocar nuestro trabajo, porque nos dejará muy claro qué tipo de herramienta es la que mejor se adecua a nuestras necesidades.

RELACIONADOS