Jurídico 


¿Qué le podría pasar a Rajoy por el “Caso Bárcenas”?

rajoyÚltimamente, los ciudadanos españoles asistimos asombrados a las continuas novedades en torno al conocido como  “caso Bárcenas”, y la última novedad es que, entre las personas que podrían estar incluidos en la trama, estaría nada más y nada menos que el propio Mariano Rajoy Brey, actual Presidente Nacional del Partido Popular y Presidente del Gobierno de la Nación. Y, obviamente, la pregunta que se hace cualquier persona al leer esto es clara: Si esto fuera cierto, ¿Qué le podría pasar a Rajoy?

Para empezar a hablar, hay que decir que, obviamente, no todo acto moralmente reprochable supone cometer un delito. Dicho esto, revisando los delitos recogidos en el Código Penal, es difícil encontrar uno que tipifique el hecho de recibir un sobresueldo del dinero que un partido político recibe de las donaciones que se le realizan, porque el delito de cohecho, que es como se denomina lo que popularmente se conoce como soborno, implica aceptar un regalo para ejecutar un acto, y aquí no habría actos concretos que se realizaran como contraprestación.

El único delito que podría considerarse en este caso es el del cohecho impropio por intermediación de tercero del artículo 422 que castiga con la pena de prisión de seis meses a un año y suspensión de empleo y cargo público de uno a tres años a la autoridad o funcionario público que, en provecho propio o de un tercero, admitiera, por sí o por persona interpuesta, dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su cargo o función. Pero esta figura solo existe en nuestro Código Penal tras la última reforma de 2010, y como las normas penales no pueden aplicarse retroactivamente, no sería posible aplicarlo al caso Bárcenas.

El artículo 426, en su redacción anterior a la reforma de 2010, castigaba con pena de multa de tres a seis meses a la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente. Como puede observarse, este artículo, en contraposición al actual, no incluía la intermediación de tercero en la solicitud del regalo, ni la aceptación del regalo en provecho de tercero.

Sin embargo, en ambos casos, sería discutible y discutido, por la cantidad de agentes y transacciones existentes desde la donación efectuada al partido hasta la entrega del sobre al Sr. Rajoy, la responsabilidad de este.

Existe otro delito que podría ser aplicable, dependiendo de lo que se hiciera con el dinero: el posible delito contra la Hacienda Pública del artículo 305 del Código Penal. Es decir, el Sr. Rajoy podría haber cometido un delito si no hubiera declarado ese dinero ante la Administración Tributaria. Pero este delito solo es aplicable cuando una persona hubiera dejado de declarar una cantidad por la cual habría tenido que tributar 120.000 euros o más, lo es difícil que sea el caso. Sí que podría aplicarse una sanción administrativa por la administración tributaria, pero el artículo 189 de la Ley General Tributaria establece que no se puede imponer una sanción tributaria transcurridos 4 años desde la comisión de la infracción, salvo que se hubiera interrumpido el plazo de prescripción por la Administración Tributaria. Por lo tanto, por lo único por lo que, en su caso, podría imponerse una sanción administrativa sería por las cantidades percibidas y no declaradas de 2008, ya que la declaración y liquidación se tendría que haber realizado en 2009.

Además, hay que tener en cuenta que los delitos contra la Hacienda pública tienen una pena de prisión máxima de 4 años, y la de cohecho impropio, en su redacción anterior a 2010, una pena máxima de multa de 6 meses. Esto supone que, por aplicación del artículo 131 del Código Penal estos delitos prescriben a los 5 años, con lo cual difícilmente se podrían perseguir las posibles actividades delictivas en los que hubiera incurrido el Sr. Rajoy.

En todo caso, para que el Sr. Rajoy pudiera ser procesado, el Congreso de los Diputados debería autorizar el procesamiento, debido a la institución del suplicatorio.

En resumen, ¿qué le podría pasar a Rajoy por el “caso Bárcenas”?: jurídicamente, nada.

Vía| Codigo Penal

Vía Imagen| El Mundo

En QAH| El SuplicatorioBárcenas y la Amnistía

RELACIONADOS