Cultura y Sociedad, Patrimonio 


¿Qué hay detrás de una serigrafía?

Campbell

Obras tan famosas como las latas de sopa de Warhol se realizaron con esta técnica.

¿Sabes cómo pintó Warhol sus famosas latas de sopa? ¿O cómo se han imprimido muchas de las camisetas que te pones este verano? La serigrafía es una técnica de impresión con la que se realizan desde camisetas promocionales hasta obras maestras de las artes gráficas. Pero ¿cómo funciona y por qué se usa tanto?

Consiste en filtrar la pintura a través de una tela tensada en un marco que deja pasar la tinta en ciertas zonas que no se han impermeabilizado. Sus orígenes se remontan miles de años atrás, cuando se empezó a utilizar la técnica del estarcido o stencil (pintar a través de plantillas) para reproducir la misma imagen repetidas veces.

Plantilla con puentes

Uno de los problemas era la necesidad de puentes para sujetar las partes interiores del diseño.

Uno de los problemas que surge de pintar con plantillas es la necesidad de utilizar puentes para sujetar las partes interiores de los diseños. Para evitar estos puentes y poder realizar dibujos más elaborados, se empieza a pegar las plantillas en telas tensadas en un marco, dando origen al término “serigrafía”: de la palabra latina “sericum”(seda) y la griega “graphé” (escribir o dibujar).

La serigrafía tal y como la conocemos hoy empezó a desarrollarse a principios del siglo pasado, gracias al uso de una emulsión que permitía sustituir las plantillas de papel. La tela se expone a la luz con esta emulsión, que reacciona impermeabilizando la parte de la malla que no está tapada. Una vez preparada la pantalla serigráfica, se coloca encima la tinta y se arrastra presionando con una racleta sobre el soporte a imprimir. Se debe preparar una pantalla distinta para cada color del diseño, y se van aplicando uno después de otro.

Esquema serigrafía

La tinta se empuja a través de las zonas no impermeabilizadas utilizando una racleta.

Guy Maccoy fue el primero en aplicar la serigrafía en el mundo artístico, y realizó sus dos primeras serigrafías en 1932. Seguramente las serigrafías más famosas vinieron de la mano de Andy Warhol, que desde los inicios del movimiento Pop Art realizaba sus obras más famosas con esta técnica de impresión, como los retratos de Marilyn Monroe, Mao o las latas de sopa Campbell.

Hoy en día la serigrafía es uno de los métodos de impresión más utilizados para todo tipo de soportes, y es cada vez más popular en el mundo artístico. Aquí puedes leer sobre 20 artistas contemporáneos que hacen de la serigrafía todo un arte. Tal vez sea eso lo que hace especial esta técnica, que puede utilizarse para imprimir camisetas, CDs, misiles del ejército… y al mismo tiempo puede producir obras de arte increíbles. Incluso hoy en día nos sigue sorprendiendo, ¿y a ti?

Más información | Esquema interactivo, Serigrafías famosas, Serinet, People of print

Imagen| Andy Warhol’s Campbell’s Soup

RELACIONADOS