Economía y Empresa 


¿Qué hacemos con tanta deuda pública y privada?

 

Buena pregunta. Creo que nadie se explica cómo algunos países han llegado a los actuales niveles de endeudamiento. Muchos teorizarán sobre qué es lo que ha fallado en el sistema para vivir en una sociedad que vive gracias a aplazar el pago de sus compromisos. ¿Qué tal si antes de meternos en materia, vemos cómo está el panorama internacional?

En este enlace que nos remite a un gráfico interactivo sobre la deuda mundial, -recomiendo tenerlo abierto simultáneamente a la vez que se lee el artículo- nos damos de bruces con la triste realidad: más de 50 Billones de dólares de deuda. Y eso que el PIB mundial es de en torno a 70 Billones de dólares. Bueno, parece que no es tan excesiva… de no ser porque ahí no está contabilizada la deuda privada (familias mas empresas), que por hacernos una idea, en el caso español, duplica el PIB.

Como siempre, en macroeconomía, un dato aislado casi nunca nos dice nada, por lo que para nuestro análisis iremos un paso más allá. Alguno ya se habrá percatado a estas alturas de la situación, y es que el problema no es la deuda per se, sino su ritmo de crecimiento. Y es que no estamos hablando de una relación lineal de deuda versus tiempo, más bien permitidme que diga que aquí ya fallan hasta los conceptos matemáticos: la tasa de variación del crecimiento de la deuda llegará un momento en que será insostenible si seguimos aplazando compromisos.

US deuda

Crecimiento exponencial de la deuda soberana de los Estados Unidos desde hace 40 años

Desde hace unos años se nos ha inculcado un erróneo sentimiento de bienestar, esperando que las generaciones venideras serían capaces de afrontar el pago del capital que diferimos. Y creo que esa ilusión de “falsa riqueza” no ha sido engendrada por malicia, egoísmo o con intención: más bien por ignorancia. El planeta tierra, contrariando a  muchos que creen que colonizaremos el espacio muy pronto, es el lugar donde viviremos los próximos cientos de años, lo que implica una serie de recursos limitados. Llega un momento en el que aparecen  por más que nos pesen los rendimientos marginales decrecientes.

¿Solución? ¿Qué tal si nos inventamos más poderoso de todos los recursos?: el dinero. Antes, con el Patrón Oro, el dinero tenía un respaldo físico y tangible a un papel que tenía asociado un valor, pero ahora… ¿qué garantía nos supone un papel o una anotación en cuenta de una deuda o de un dinero? Ninguna, quizás por eso es porque el negocio de la deuda nos viene bien a todos, y parece como si todos nos miráramos de reojo esperando a ver quién es el primero en caer…

¿De qué nos suena esto? ¿Crisis? Quizás el andar jugando a ser Dios y vivir para pedir prestado para pagar intereses para pedir prestado y así sucesivamente, a lo esquema ponzi, no sea el crecimiento natural y orgánico que sí puede prometer nuestra productividad, nuestra capacidad para generar PIB, y nuestra demografía. ¡Un momento! ¿Sabías que sobre un 7% de la gente que ha vivido alguna vez en nuestro planeta a lo largo de los miles de años que lleva el hombre habitando, está viva? Nadie se atreve a decir que somos demasiados para u

bomba deudan lugar con recursos limitados y que no soportará el actual ritmo de crecimiento de la población sin que nadie vea empeorada su calidad de vida.

Señores, debemos hacer algo con el crecimiento de esta deuda. ¿Por qué los políticos se alegran de que les salga barato emitir deuda -la dichosa prima de riesgo-? ¿Acaso esa deuda no llegará un día en el que venza?, bueno, entonces ahí estaremos para emitir más y más deuda. Muchos son los factores que nos hacen vivir de la emisión de compromisos que realmente nunca se pagarán, pero lo peor es eso que nos hace mirar para otro lado en vez de enfrentarnos a nuestros compromisos: el miedo.

Haga un esfuerzo e imagine el lector cuántos cientos de años (de generaciones perdidas, que es lo mismo) se tendrían que invertir en amortizar el total de deuda pública y privada que hay ahora mismo, el día 19 de Febrero de 2013, y que asciende a más de 200.000.000.000.000€ (cifras aproximadas, porque ni siquiera nadie lo sabe a ciencia cierta). Bueno, el sol volverá a salir todos los días, usted se levantará y hará su vida. El gobierno, las empresas y los hogares se endeudarán unos cuantos cientos de millones en 24h para mantener esa calidad de vida que tenemos entre todos. Qué acostumbrados a vivir en la sociedad de la deuda estamos, y eso, sí que es lo preocupante.

Imágenes | 123rf | resourceinvestor

En QAH | ¿Qué es la prima de riesgo? | ¿Qué es el Fiscal Cliff? | ¿Qué es el déficit público y cómo se calcula? | ¿Qué es el efecto crowding-out? Deuda pública versus deuda privada?

RELACIONADOS