Jurídico 


¿Qué hace Hacienda con mi declaración de la renta? (I)

IRPFEn estas fechas del año nos vamos acercando al inicio del periodo de presentación de la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

En la mayor parte de los casos, la presentación de la declaración va asociada a una solicitud de devolución, al haberse pagado en exceso en meses anteriores mediante el mecanismo de las retenciones y pagos a cuenta.

El periodo determinado para hacer efectivas estas devoluciones, viene recogido con carácter general en el artículo 31 de la Ley 58/2003, General Tributaria, que dice:

“Transcurrido el plazo fijado en las normas reguladoras de cada tributo y, en todo caso, el plazo de seis meses, sin que se hubiera ordenado el pago de la devolución por causa imputable a la Administración Tributaria, ésta abonará el interés de demora regulado en el artículo 26 de esta ley, sin necesidad de que el obligado lo solicite. A estos efectos, el interés de demora se devengará desde la finalización de dicho plazo hasta la fecha en que se ordene el pago de la devolución.”

De la lectura de este texto legal, podemos sacar la conclusión de que la Agencia Tributaria debe hacer efectiva nuestra devolución en un plazo máximo de seis meses, y si esto no sucede, debe abonarnos un interés de demora.

Sin embargo, podemos preguntarnos a partir de qué momento se empieza a contar este plazo de seis meses. ¿Desde que presento mi declaración? No, el plazo se cuenta desde el día siguiente a aquel en que finaliza el periodo de presentación de la declaración, es decir, a partir del 1 de julio, si el 30 de junio fue día hábil.

Con este cómputo, la Agencia Tributaria está obligada a pagar intereses de demora a partir del 1 de enero de cada año.

Normalmente, la mayoría de los contribuyentes reciben sus devoluciones en un plazo muy breve, que va desde 15 días a dos meses, antes de agosto.

No obstante, para un importante número de contribuyentes, esto no sucede, y ven que pasan los días y los meses sin recibir la devolución y sin saber porqué. Si entran en el portal de la AEAT a consultar su declaración, reciben un lacónico mensaje diciendo que su declaración se está tramitando.

Entre este grupo de contribuyentes se genera lógicamente la tensión de no saber la razón por la cual su declaración no se ha tramitado y la devolución solicitada no ha sido practicada por la AEAT.

¿Qué puede haber pasado?

Imagen | Declaración de la renta

En QAH | ¿Qué hace Hacienda con mi declaración de la renta? (II)A Díaz Ferrán su declaración de IRPF de 2010 le salía a devolver, ¿Cómo?

RELACIONADOS