Economía y Empresa 


¿Qué frena tu proyecto de inversión hoy día?

Estamos acostumbrados a oír decir que la inversión depende fundamentalmente del tipo de interés al que nos presten para poner en marcha nuestro proyecto de inversión, sin embargo hoy día hemos llegado a una situación en la que son más relevantes otras variables, como por ejemplo:

-La renta nacional.
-La capacidad de renuncia a un consumo presente y cierto a cambio de un beneficio futuro incierto.
-El rendimiento esperado.
-El riesgo dispuesto a asumir.
-El sistema impositivo.
-Los tipos de interés reales (tipos de interés nominales -inflación).
-La situación socio política del país.
-La tecnología que uno dispone.
-El capital humano disponible.
-La legislación laboral.
-La solvencia de los posibles clientes.
-La competitividad del mercado en el que queremos producir bienes o prestar servicios.

Si preguntáramos a cualquiera que está interesado a iniciar un proyecto de inversión qué es lo que le hace dudar más de la viabilidad de su proyecto, es posible que destacara al menos estas dos razones:

1ª- Actualmente los proyectos de inversión que sobre el papel son viables deben pasar una última criba que es conocer la solvencia de la potencial clientela. Hoy día todos conocemos empresas muy bien diseñadas pero que han entrado en “ERES” y finalmente en concurso de acreedores simplemente porque sus clientes no pueden pagar los bienes o servicios contratados.

La gestión de cobros y el estudio de la morosidad son hoy día aspectos claves a cuidar en toda empresa que suele vender dando crédito a sus clientes y a plazos muy largos, muchas veces por encima de los plazos que indica la ley de morosidad. Ni siquiera la propia administración pública respeta los plazos máximos para el pago que marca la ley.

2ª- La situación socio-política tan cambiante que tenemos hoy día con cambios continuos tributarios que llevan a un endurecimiento del sistema fiscal no hace ningún favor a los posibles inversores ,ya que les hace menos competitivos, sobre todo si se piensa en la exportación.
La existencia de una legislación cambiante hace que un empresario no tenga fácil analizar la viabilidad del proyecto de inversión, ya que tendrá que contar con imprevistos que no podrá valorar ” a priori ” lo cual genera una mayor incertidumbre. Las reglas del juego deben ser claras y en la medida de lo posible estables.

No se puede jugar un partido en el que se cambien las reglas del juego a mitad de partido y siendo el máximo responsable de estos cambios los políticos, que se les  suponen los primeros en querer que surjan emprendedores como las setas.

¿Cuál es la razón fundamental que te hace dudar sobre la viabilidad de tu proyecto de inversión?

Imagen| Crear mi empresa.

En QAH| ¿Aprendes o emprendes?, ¿Emprender?

RELACIONADOS