Coaching y Desarrollo Personal 


¡Que estalle la tormenta!

Qué estalle la tormenta

Cuando pensamos en una tormenta, lo primero que se nos viene a la cabeza es oscuridad, planes truncados, la tristeza de un día gris y una sarta de pensamientos negativos.

¿Pero nos damos cuenta de lo que genera una tormenta?

Previo al cielo cubierto de oscuros nubarrones, a los truenos, los rayos y el agua repiqueteando en el suelo; el clima se vuelve totalmente húmedo y caluroso, haciendo que nos sintamos pegoteados. A algunos se le erizan los cabellos, a otros se le hinchan los pies y el ambiente se torna insoportable.

Entonces las gotas comienzan a caer refrescando el aire, las paredes de los edificios y el piso por el que caminamos. De a poco las nubes se van diluyendo en lluvia y son arrastradas por la brisa que se volvió fresca.

Y finalmente, el cielo es otra vez de un límpido celeste y el sol brilla con una nueva y renovada intensidad extendiendo una agradable calidez.

Así, el sopor extremadamente insoportable se transforma en una tibieza placentera gracias a la tormenta.

En nuestras vidas sucede lo mismo.

Y que vuelva a brillar​ el sol

A veces, vivimos situaciones que nos sobrepasan y nos esforzamos en mantenerlas bajo control. Pero cuanto más lo intentamos, más crecen y nos aplastan.

Nos sentimos cansados y comenzamos a creer que todo está perdido y que sólo nos queda aguantar el “calor”, la “humedad” y el “ambiente insoportable” que provoca el problema que estamos enfrentando.

Entonces, cuando al fin lo dejamos ir y ya no intentamos controlar lo incontrolable, comienza a “lloviznar”. El problema, por si solo, se desarma en fragmentos, se diluye y se aleja.

Porque un problema que no está en nuestras manos resolver no tiene otro fin que la autodestrucción. Cuando esta sucede, nuestra vida vuelve a brillar límpidamente como el cielo después de una tormenta.

Por eso, tenemos que aprender a no responsabilizarnos de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Así, podrá estallar la tormenta para regalarnos un esplendoroso sol

Imagen| Que estalle la tormenta    Y que vuelva a brillar el sol
En QAH| Empieza por soñar   Si se te nubla la mirada deja que llueva

RELACIONADOS