Cultura y Sociedad 


¿Qué está pasando en la India?

Nueva Delhi, 26 de mayo de 2014. Cuatro mil personas se aglomeran en la explanada del palacio presidencial Rashtrapati Bhavan, rodeados por más de seis mil policías y militares que conforman un sistema de seguridad por aire y tierra sin precedentes en el país. Ocho jefes de Estado de países vecinos asisten expectantes a la ceremonia. Un despliegue único y todos los ojos puestos sobre la figura de Narendra Modi en el momento en el que jura el cargo como Primer Ministro de la India.

Ceremonia de toma de posesión del cargo de Primer Ministro de la india

Ceremonia de toma de posesión del cargo de Primer Ministro de la India

Las de India han sido las elecciones democráticas más grandes del mundo, en las que más de 560 millones de personas durante 6 semanas de votación han acabado por dar la victoria al nacionalista hindú N. Modi y a su partido, el BJP.

Para entender la política del país asiático, merece la pena echar la vista atrás y repasar su historia desde la independencia del país en 1947. La familia Gandhi, que en contra de la creencia popular no tiene ningún parentesco con Mahatma Gandhi, tan sólo cercanía política (el pensador, líder y politico fue mano derecha de Nehru Gandhi, primer presidente de la India tras la independencia) ha estado al frente del Gobierno formando una auténtica dinastía política en el Partido del Congreso. Una familia volcada en la política del país y caracterizada por un amor al pueblo indio que le ha valido el respeto y veneración de la mayoría de los ciudadanos durante más de medio siglo y a la que se ha bautizado con el sobrenombre de “los Kennedy de la India”. Sin embargo, este pueblo indio ha contemplado durante los últimos años a un Gobierno que, salpicado por la corrupción, no ha sabido responder con sus políticas pasivas a un estancamiento de la economía. En las elecciones de 2014 los indios han hablado, y han demostrado que el suyo es un voto a favor del cambio.

En este escenario Modi ha aparecido como un líder carismático con la promesa de recuperar un crecimiento económico que sí ha caracterizado a sus vecinos asiáticos en la última década. Cuenta con el apoyo de las grandes compañías y magnates del país y con millones de votantes que ven por fin aires de cambio en la forma de hacer negocios con la llegada de un personaje al que avalan el desarrollo, el progreso y la anticorrupción del sistema conseguidos bajo su mandato en la provincia india de Gujarat.

¿Qué está pasando en la India?

¿Qué está pasando en la India?

La figura de Modi cuenta no obstante con detractores entre la población que ven con miedo el rápido ascenso de una figura que califican de fundamentalista. Este político de 63 años de origen humilde es miembro activo de las RSS (movimiento hinduista de extrema derecha identificado a menudo como un reflejo de los movimientos fascistas europeos) y ha sido acusado de permitir la matanza indiscriminada de miles de musulmanes en 2002 en el territorio que gobernaba, razón por la que se le negó la entrada en Estados Unidos y por la que fue considerado por Londres y Washington persona non grata.

¿Los grandes peligros que rodean su victoria? La violencia de base religiosa que puede nacer entre las minorías o un estancamiento de los derechos de las mujeres motivados por la defensa de los valores tradicionales que defienden las RSS. La controversia está servida.

Muchos se han preguntado cómo un personaje político tan controvertido ha logrado cosechar una popularidad sin precedentes que le han llevado a ser elegido por la gran mayoría de ciudadanos del segundo país más poblado del mundo. Una búsqueda del cambio, de acabar con una dinastía política demasiado acomodada que no ha sabido ver la realidad del país, la inestabilidad del sistema, la corrupción del Gobierno y la necesidad de que la economía resucite son sólo algunos de las factores que han podido llevar a millones de personas a votar al líder del BJP.

Ahora, tras haber jurado su cargo como Primer Ministro, todavía se dibujan dudas sobre cómo será el Gobierno de este político que asume una enorme responsabilidad y promete un giro en la política india. En lo que sí está de acuerdo el mundo es en el gran número de reformas que debe emprender el nuevo Primer Ministro, que se perfila como la opción india del cambio y la prosperidad. El mayor reto que tiene por delante: progreso.

 

Vía | The Guardian

Más información | TIMEEl Mundo,IndiaToday

Imagen | Ceremonia Presidente,N.Modi

RELACIONADOS