Jurídico 


¿Qué es y qué hace el BEI (Banco europeo de inversiones)?

European investment bank

European investment bank

El banco europeo de inversiones es un órgano de la Unión Europea (a diferencia del banco central europeo que es una institución), cuya misión principal consiste en financiar proyectos viables y sostenibles tanto dentro de la UE como fuera de ella. Los Estados miembros son sus accionistas, y actualmente tiene su sede en Luxemburgo. Los proyectos que financia han de servir para conseguir y consolidar los objetivos políticos de la UE. El dinero con el que financia estos proyectos, proviene de los mercados de capitales internacionales, a través de la emisión de obligaciones (no viene del presupuesto de la UE). No tiene ánimo de lucro por lo que los préstamos que concede son a un interés relativamente bajo. El banco europeo de inversiones obtiene liquidez de manera relativamente fácil, gracias a su excelente calificación crediticia (AAA).

 Como hemos dicho anteriormente, el mayor porcentaje de préstamos irá dirigido a proyectos internos, no obstante, también se dan préstamos a países terceros que puedan adherirse a la UE en un futuro, así como a algunas zonas de Latinoamérica o a países ACP (África, Caribe, y Pacífico).

Dentro de los proyectos que financia el BEI, aquellos destinados a la acción por el clima han crecido de manera importante. De este modo, más o menos el 30% de los préstamos del BEI en la UE están destinados a proyectos que fomentan la acción por el clima. Es decir, aquellos proyectos dirigidos a paliar los efectos del cambio climático y a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

El BEI presta de dos maneras: mediante préstamos directos y préstamos con intermediarios.

Los proyectos de más de 25 millones de € se hacen a través de préstamos directos. En cambio, los proyectos de menor presupuesto, los realiza el BEI en colaboración con bancos intermediarios nacionales o regionales. No obstante, es importante subrayar que el BEI nunca va a financiar más del 50% del coste de un proyecto.

Además de crédito destinado a la acción por el clima, el BEI tiene otra serie de objetivos prioritarios de crédito:

–          Criterios de cohesión y convergencia (para ayudar a los territorios más desfavorecidos).

–          Ayudas a las PYME.

–          Desarrollo de las redes transeuropeas de transporte y energía.

En lo que se refiere a liquidez aportada por el BEI en diferentes vertientes, en 2012, el BEI aportó unos 3300 millones de € destinados a apoyar la cohesión económica y social en España en las 11 regiones más atrasadas. Asimismo, se crearon 15 nuevas líneas de crédito en España para dar apoyo a proyectos de menor cuantía. 2600 millones de € fueron destinados al apoyo a las PYME.

Otros 1800 millones de € fueron desembolsados para el desarrollo de las redes de transporte y de energía transeuropeas. En lo que se refiere a operaciones encaminadas a la protección ambiental, las ayudas fueron de unos 1200 millones de €, en especial en el sector del agua.

Por otra parte, 1100 millones de € fueron destinados a apoyar la investigación, el desarrollo, la innovación y la economía del conocimiento. También se financiaron con 900 millones de €, proyectos cuyo objetivo es la diversificación y seguridad en el sector de la energía.

Finalmente, en España se creó un nuevo fondo de desarrollo urbano (JESSICA), dotado con 120 millones de €, cuyo fin es apoyar proyectos de eficiencia energética en las regiones de convergencia de España.

El Fondo Europeo de Inversiones (FEI)

 El FEI es, digamos, una rama del BEI. Este Fondo, proporciona liquidez a bancos intermediarios cuyo fin no es otro que el de apoyar a las PYME, así como fomentar la innovación en Europa. El año pasado, por ejemplo, el FEI comprometió más o menos unos 1400 millones de € de capital propio.

 

Vía | European investment bank 

Imagen | EIB

RELACIONADOS