Economía y Empresa, Jurídico 


¿Qué es una Sociedad de Garantía Recíproca?

Corren malos tiempos para las empresas en nuestro país. Más de 215.000 de ellas han cerrado en los últimos 12 meses  debido a  la crisis y unido a la dificultad de acceso al crédito, problema al que se enfrentan un gran porcentaje de las mismas. Aunque dicha restricción crediticia afecta tanto al sector público como al privado, las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) se han visto perjudicadas en mayor medida que el resto.

¿Qué es una Sociedad de Garantía Recíproca?

Las PyMes se han visto afectadas por la restricción al crédito.

El principal problema de la  PyME para acceder a la banca es la insuficiencia de garantías ,ya que según una encuesta del Banco Mundial, el 25% de los créditos solicitados por este tipo de empresas, son rechazados por este motivo. Por esta razón, en ocasiones, es necesario acudir a alternativas que faciliten la concesión de efectivo para poder así continuar con la actividad económica. Es aquí cuando entra en juego el concepto de Sociedad de Garantía Recíproca (SGR).

Una Sociedad de Garantía Recíproca es una entidad comercial que tiene por objeto facilitar el acceso al crédito de las PyMEs. La manera de proceder para tal fin, consiste en otorgar garantías para el cumplimiento de las obligaciones que posea la empresa. Dicha actividad la pueden realizar a través de la emisión de avales financieros (préstamos), técnicos (cumplimiento de contratos) o mercantiles (ante proveedores o anticipos de clientes). Las SGR suelen operar en un ámbito geográfico concreto pero también las hay sectoriales.

¿Qué es una Sociedad de Garantía Recíproca?

Es necesario prestarle apoyo financiero a las PyMEs.

¿Y quiénes forman parte de la SGR? Están formadas por dos tipos de socios:

– Los socios protectores: que pueden ser personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras, que realicen aportes al capital social y al Fondo de Riesgo de las SGR. Entre los principales socios protectores encontramos a las Comunidades Autónomas, Cámaras de Comercio, Diputaciones Provinciales, Asociaciones de empresarios, Bancos y empresas privadas.

-Los socios partícipes: son los titulares de pequeñas y medianas empresas y pueden ser tanto personas físicas como jurídicas.

En conclusión, dada la creciente dificultad de las PyMes para acceder al crédito y al alto costo financiero al que suelen tener que enfrentarse- aunque éste varía significativamente en función del tamaño de la unidad económica y de la institución financiera- se deberían fomentar las ayudas a la misma, ya sea mediante SGR o cualquier otro tipo de instrumento financiero que contribuya a garantizar su existencia futura y, sobre todo, teniendo en cuenta que las PyMEs representan más del 98% de las empresas del país.

Vía| ipyme

Más información| Hoy digital, El País

Imagen| SGR, PyMEs, PyMEs 2

En QAH| La otra cara de los microcréditos

 

RELACIONADOS