Cultura y Sociedad, Patrimonio, Uncategorized 


¿Qué es una “Performance Art”?

No es una prisión para el alma. El cuerpo es proyecto, materia, lenguaje. El cuerpo es expresión de identidad profunda. El cuerpo es sagrado: un criterio de verdad, cultural y social.” Hervé JuvinEl Triunfo del Cuerpo (2007).

Olivier de Sagazan

Olivier de Sagazan. Fotograma de “Transfiguración” (2001).

El término Performance es un anglicismo que proviene del verbo to perform que significa fundamentalmente: representar, interpretar, actuar… aunque a partir de la década de los 60 se ha difundido y evolucionado a un término más preciso: Performance Art  traducido como “Arte en Vivo“. Está ligado a los happening, a los behaviour art, a los fluxus event y al body art entre otros.

Este movimiento tiene sus antecedentes en el año 1916 con las manifestaciones corporales del Dada y de otras vanguardias del momento, que expresaban sus “exhibiciones no conceptuales” en el Cabaret Voltaire (París). Los artistas utilizaban su propio cuerpo como soporte y como obra misma. Exploraron las capacidades del cuerpo y sus acciones se presentaron como obras efímeras que necesitan fotografía y vídeo para su registro.

Pero en la década de los 60 comenzó su verdadero auge y su máxima expresión, los artistas ya no se ponen límites y comienzan a mirar a culturas del pasado para motivarse y hacer comprender sus ideas de la manera más básica. Miran hacia rituales mayas, culturas aborígenes, pueblos de África, costumbres ancestrales,…todo esto junto los antecedentes históricos de principios de siglo y los modernos como imaginería de ciencia -ficción, movimiento punk y otros, van a proporcionar un sustrato cultural a los artistas para comenzar este nuevo tipo de arte, obras ejecutadas en vivo, con la participación emocional y creativa del público.

Esther Ferrer

Esther Ferrer. “Se hace camino al andar” (2002).

Los temas tratados son de lo más variados, todo es válido para ser parte de una obra de arte, por ello podemos encontrar obras de acrobacias, manifestaciones ecológicas, criticas sociales, anti-nucleares, contra la violencia de género, desfiles de moda, conciertos,… cualquier tema puede ser el protagonista de una performance, solo tiene que tomarlo el artista adecuado para desarrollarlo.

Es un arte en acción, en donde se busca la expresividad del cuerpo para emitir señales y comunicarlas y que busca el contacto directo con el público para hacerle partícipe de dicha acción.  Es un arte sensitivo, emocional que busca el apoyo de diversas disciplinas y técnicas artísticas para llegar al punto más alto de la expresión. Se valen de instalaciones, coreografías, poesía, teatro, pintura,… no hay unos límites precisos, lo importante es impresionar, emocionar y transmitir la idea del artista al público presente.

En definitiva, una performance puede gustar o no gustar, pero ha de expresar un sentimiento,  ha de impresionar y concienciar, debe provocar al público una inquietud interna, sensaciones de todo tipo, que no dejan indiferente a nadie.

Este vídeo no es apto para personas sensibles, pertenece a Hermann Nitsh, uno de los performances más polémicos, basando su obra en una especie de rituales colectivos donde manipulan, maltratan o sacrifican animales bañados completamente en sangre o excrementos, cuyo fin es proporcionar el estado de catarsis a todos los participantes.

 

Vía|Teoría performance. El arte del Performance.

Más información|GOLDBERT, R., Performance art: desde el futurismo hasta el presente. Ed. Destino, Barcelona, 2002.

Imágenes| Olivier de Sagazan, Esther Ferrer, “La muerte misma” de Marina Abramovic y Ulay.

Vídeo|YouTube: Performance de Hermann Nitsch.

En QAH| “Ana Mendieta. El vínculo del cuerpo y la naturaleza”.

 

RELACIONADOS