Economía y Empresa 


¿Qué es una operación blanca?

Una operación blanca es aquélla por la que el accionista de una sociedad invierte en una ampliación de capital financiada con la venta de derechos de suscripción preferentes, es decir, sin tener que llevar a cabo ningún desembolso de efectivo.

image.axd

Operación blanca

Para explicar que es una operación blanca, primero es necesario entender qué es una ampliación de capital, los distintos tipos de ampliaciones de capital y el funcionamiento de la misma.

Una ampliación de capital es una operación jurídica en virtud de la cual se eleva la cifra del patrimonio de la sociedad o capital social que figura en los estatutos.

Estas operaciones de ampliación de capital se pueden llevar a cabo de diversas formas, una de ellas y la que nos ocupa en este caso es mediante la emisión de nuevas acciones con la existencia de un derecho de suscripción preferente a favor del accionista.

Este derecho de suscripción preferente, es un derecho económico de los socios y cuyo fin es tratar de evitar el efecto dilutivo de las ampliaciones de capital tanto en derechos político como económicos. Por lo tanto el valor del derecho de suscripción preferente, (valor teórico inicial dado que posteriormente cotizará), será la diferencia entre el precio antiguo y el precio nuevo.

Como la definición exige, debemos de llevar a cabo la venta de derechos de suscripción suficientes para poder llevar a cabo la adquisición de nuevas acciones sin coste alguno. Con el fin de poder llevar a cabo esta operación definimos:

V.DSP = Valor del derecho de suscripción Preferente

DSP = Derecho de suscripción preferente

AV = Acciones Viejas

AN = Acciones Nuevas

PE = Precio de Emisión de las nuevas acciones.

 

Para entender mejor pongamos un ejemplo numérico:

Acciones totales de la sociedad = 1.000 acciones

Acciones viejas del socio = 100 acciones (10% del capital social)

Acciones nuevas a emitir = 100 acciones

Precio emisión de las nuevas acciones = 20 €/acción

Valor del derecho de suscripción = 10 €/derecho de suscripción.

 

Con todos estos datos, lo primero a resaltar es que como se van a emitir 100 acciones nuevas por las 1.000 antiguas, se emiten en la proporción 1 nueva por cada 10 antiguas, esto es que cada 10 acciones que posea el socio puede adquirir una acción nueva.

En nuestro caso el socio tiene 100 acciones, lo que implica 100 derechos, y no quiere realizar ningún desembolso para ir a la ampliación, con lo que la venta de los derechos tiene que ser igual al coste de la ampliación, por lo tanto:

Ingresos = V.DSP * DSP a vender

Gastos = ((DSP totales – DSP a vender)/Acciones viejas por cada una nueva)*PE

 

La incógnita (X) serán los DSP a vender, por lo que:

10*X=((100-X)/10) *20,

 

despejando la fórmula, queda:

10X = (2.000-20X)/10 ; 100X = 2.000 – 20X; 120X = 2.000; X = (2000/120) = 16,67

Como los derechos no pueden ser fracciones, deberán ser números enteros y siempre superior, por lo tanto 17 derechos de suscripción debemos vender.

Quedan por lo tanto 83 derechos de suscripción (100-17), y como la emisión es 1 nueva por cada 10 derechos, se podrá llevar a cabo la adquisición de 8 acciones con 80 derechos y los 3 derechos restantes se venderán, por lo tanto:

Ingresos = (10*17) + (10*3)= 170 + 30 = 200 €

Gastos = ((100-17-3)/10)*20 = (80/10)*20 = 8*20 = 160 €.

Por lo que en este caso, habremos acudido a la ampliación de capital sin llevar a cabo desembolso alguno y habremos ingresado 40 € extra, eso sí, hemos adquirido 8 acciones en lugar de 10, con lo que habremos sufrido un efecto dilutivo al pasar de tener el 10% (100 acciones sobre 1.000 existentes) a tener el 9’81% ( 108 acciones sobre 1.100 existentes).

 

Vía| El aumento de capital en las sociedades anónimas (I)

En QAH|  El aumento de capital en las sociedades anónimas II

Imagen| Axexor.es

RELACIONADOS