Economía y Empresa, Marketing 


¿Qué es una estrategia de océano azul en marketing?

Para entender esta estrategia primero tendremos que comprender que en el mundo empresarial existen dos tipos de océanos: rojos y azules. Un océano rojo es dónde se encuentran la mayoría de las empresas con mercados y pautas ya establecidas, productos estandarizados y una gran competencia intentando disputarse el mercado.

¿Qué es una estrategia de océano azul en marketing?

¿Qué es una estrategia de océano azul en marketing?

Los océanos azules son todos aquellos mercados que todavía no existen que “están por inventar”. Son espacios desconocidos, con un gran potencial dónde no existen competidores y que nos ofrecen una alta rentabilidad y al mismo tiempo y rápido crecimiento. Un océano azul es alterar las pautas de lo conocido o bien crear algo totalmente nuevo, ofreciendo algo distinto que al público le proporcione realmente un valor añadido.

La estrategia de océano azul consiste en crear un nuevo espacio con posibilidades de crecimiento, captando una nueva demanda e intentando conseguir diferenciación y costes reducidos. Quiero destacar esta última característica por ser claramente diferenciadora de una estrategia convencional ya que en una estrategia de océano azul no se busca el equilibrio entre valor para el cliente y coste, teniendo que elegir entre mayor valor para el cliente o menor coste, en esta estrategia se busca simultáneamente diferenciación y reducción de coste.

Un ejemplo de esta estrategia es la llevada a cabo por el circo del sol, en un momento donde el circo dejaba de suscitar interés, el circo del sol consiguió hacer de un sector ya existente un negocio tremendamente rentable. Esta empresa se dio cuenta que había factores del circo que a la gente le habían dejado de interesar como los números con animales que representaban a su vez un grandísimo coste, así como números duplicados en diferentes pistas que creaban confusión en el público y suponían también un doble gasto.

El circo del sol descubrió que el gran atractivo de éste se reducía a tres factores: payasos, carpa y acrobacias. Se incorporaron números elegantes,se construyó una carpa con una gran estética exterior e interior, se incorporaron asientos cómodos y se pasó del tradicional número con animales a actuaciones artísticas con una gran puesta en escena, manteniendo asombrosas acrobacias llenas de magia. De esta forma el circo del sol consiguió crear un océano azul en un sector por el que nadie apostaba.

En conclusión,  en un mundo donde la oferta de productos es interminable, los consumidores eligen cuándo cómo y dónde lo quieren, y las empresas no paran de competir ferozmente entre ellas la idea de cambiar las reglas del juego se presenta más que como una opción como una necesidad.

Vía|MonografíasEstrategia y negocios

En QAH| Management

RELACIONADOS