Economía y Empresa 


¿Qué es un marketplace?

 

Cuando se quiere vender algo por Internet, normalmente se piensa en hacerlo a través de una tienda online. Es una creencia extendida que la forma más lógica de ofrecer productos o servicios a través de la Web es montando tu propio escaparate digital, al igmarketplaceual que se haría con un comercio físico.
Pero lo cierto es que existen más opciones, sobre todo cuando se trata de negocios de toda la vida que saben que tienen que apostar por Internet como canal de venta pero que no tienen ni los conocimientos ni los recursos necesarios. En este caso, una buena opción sería la de vender a través de terceros.
Aquí es donde entran los marketplaces, que se presentan como una buena oportunidad para testear el potencial de Internet sin demasiadas complicaciones, al menos en una primera fase.

Pero… ¿Qué es un marketplace?
Un marketplace es una tienda que reúne a muchos vendedores diferentes y ofrece un espacio dedicado para que la gente pueda vender sus productos sin mayores complicaciones.
Más que una tienda online normal, un marketplace es como un centro comercial: si entras en uno puedes encontrar varios escaparates de similar tamaño y forma, pero cada uno ofrece productos de una marca diferente y con un estilo propio.

Ventajas:

  • Los marketplaces se ocupan de toda la funcionalidad típica de una tienda online.
    Para empezar a vender, sólo hay que registrarse y añadir productos. Cuando éstos sean aprobados, se pondrán a la venta. Cada vez que quien pone el producto consiga vender algo, el marketplace se llevará una comisión– que suele estar entre el 30% y el 50% del precio de compra.
  • Es mucho más simple y rápido que crear una tienda online propia, pues el propio marketplace se ocupa de todo el proceso de compra: procesan los pagos, ofrecen las descargas y proporcionan un lugar donde puedes mostrar tus productos y sus características.

Inconvenientes:

  • Se publicita el sitio web de otro, en lugar de la propia página web.
  • Se compite con otros vendedores de la misma temática en un mismo sitio, y al mismo nivel.
  • Los beneficios serán menores ya que el marketplace se llevará una comisión.
  • El vendedor no podrá influir demasiado en el aspecto de su página de ventas.
  • No tendrá tanto control sobre el proceso de ventas, ni acceso a datos analíticos de las ventas.

Aún así, este modelo funciona y prueba de ello son Amazon o Fnac como ejemplos de Marketplaces de éxito.
Además, en España ya han empezado a surgir proyectos muy interesantes de marketplaces, como es el caso de www.yodetiendas.com. Es el primer centro comercial online propiamente dicho 100% español y es pionero en que, además del proceso de venta, la promoción de los productos y la atención al cliente, también se encarga  de la logística (el envío del producto al cliente final).

Así que… ¿tienda online o marketplace?
Los marketplaces son una buena forma de empezar a vender online pues simplifican una buena parte de todo el tiempo necesario para crear una tienda online propia, además de tener una reputación que consiga algunas ventas desde el principio.
Aún así, con un marketplace se pierde también gran parte del control sobre los productos, y al promocionarlos el vendedor está redirigiendo a sus visitantes a un sitio ajeno. A largo plazo, es mejor crear algo que sea de propiedad, y aunque se trate de algo más costoso su potencial será mucho mayor.

 

Fuente| manuelvicedo.com

Más información| prestashop, 3cero

Imagen|marketplace

RELACIONADOS