Derecho Mercantil, Jurídico 


¿Qué es un Establecimiento Permanente?

Un Establecimiento Permanente (EP) es un lugar fijo de negocios mediante el cual una empresa realiza toda o parte de su actividad

 

En virtud del artículo 5 del Modelo de Convenio de Doble Imposición el Establecimiento Permanente (EP) es un lugar fijo de negocios mediante el cual una empresa realiza toda o parte de su actividad. Se considerarán como establecimientos permanentes por ejemplo: sedes de dirección, sucursales, oficinas, fábricas, talleres, minas, entre otros.

El concepto de Establecimiento Permanente entra en juego cuando entidades no residentes operan en España u entidades españolas operan en el extranjero. En virtud del artículo 5 del Modelo de Convenio de Doble Imposición el Establecimiento Permanente (EP) es un lugar fijo de negocios mediante el cual una empresa realiza toda o parte de su actividad. Se considerarán como establecimientos permanentes por ejemplo: sedes de dirección, sucursales, oficinas, fábricas, talleres, minas, entre otros.

En definitiva según los comentarios al Modelo de Convenios de Doble Imposición (MCDI) de la OCDE se exige la presencia de 3 requisitos para que se pueda considerar que existe un EP. En primer lugar debe existir un “lugar de negocios”, en segundo lugar, dicho lugar debe ser fijo. En último lugar, se establece que a través de ese lugar de negocios se deben llevar a cabo las actividades de la empresa.

Es importante destacar que la doctrina de la OCDE ha flexibilizado el concepto de lugar de negocio y el requisito de “fijeza” del mismo. En el caso de un lugar de negocios o “place of business”, con que exista un espacio disponible para el desarrollo de la actividad de la entidad sería suficiente. Es poco relevante por ejemplo si la empresa es propietaria o por el contrario es arrendataria del local en el que se llevan a cabo las actividades. Asimismo, el lugar de negocios también se puede encontrar en las instalaciones de otra empresa.

En cuanto al requisito de “lugar fijo”, la OCDE ha desarrollado interpretaciones más flexibles del mismo, admitiendo cierta movilidad del lugar de negocios. Se atenderá a la finalidad que tenía la entidad en el momento de establecer el negocio. Si la intención de la empresa era crear un lugar de negocios temporal, entonces no nos encontramos ante un EP. Sin embargo, si existía un ánimo de permanencia entonces sí existe un EP.

¿Por qué nos interesa este concepto? La definición de Establecimiento Permanente ayuda a entender quién, o más concretamente, qué Estado está legitimado para exigir la tributación de las rentas obtenidas por entidades que operan en diferentes países que hayan suscrito un Convenio de Doble Imposición.

Por ejemplo, en España una renta derivada de actividades económicas que haya sido obtenida por un no residente solo se gravará en el caso de que exista un Establecimiento Permanente en el territorio nacional al que se pueda atribuir dicha renta. En el caso de que no haya una renta atribuible a un establecimiento permanente, no se podrán gravar las rentas obtenidas por la entidad extranjera en España.

 

Vía| “El concepto tributario de «Establecimiento Permanente” de Carlos García-Olías Jiménez 

Vía| “La noción de Establecimiento Permanente en los tribunales: las estructuras operativas mediante filiales comisionistas” de Néstor Carmona Fernández

Imagen|Tax Law

RELACIONADOS