Finanzas 


¿Qué es MIFID I y II?

MIFID significa “Directiva sobre mercados de instrumentos financieros”, en inglés , “Market in Financial Instruments Directive”.

imageEntró en vigor el 1 de noviembre del 2.007 como marco regulatorio homogéneo en los mercados financieros de la Unión Europea, y que como consecuencia favorece a que el inversor tenga un grado de información y protección similar si invierte en cualquiera de los estados de la Unión.

Destacar que tiene dos objetivos principales:

– Incrementar la protección a los clientes en la prestación de servicios financieros o de inversión.

– Aumentar el nivel de competencia en los mercados.

Productos regulados:

MIFID no afecta a todos los productos que ofrecen las Entidades Financieras. En este sentido, se distingue entre:

–  Productos NO MIFID: Cuentas corrientes, de ahorro, imposiciones a plazo fijo, planes de pensiones, etc.

– Productos MIFID: Tienen un grado de complejidad mayor, y se distinguen dos grupos: No complejos, entre ellos destacan las acciones, los fondos de inversión, los pagarés y la deuda pública; y Complejos, como es el caso de deudas, productos derivados, seguros de cambio, opciones sobre divisas, etc.

Con respecto a la clasificación de clientes, se clasifican en tres grupos:

– Minoristas: Son la gran mayoría y se trata de clientes con menor grado de conocimiento y experiencia en los productos regulados por la Directiva.

– Profesionales: Tienen mayor conocimiento y poseen la experiencia, conocimientos y cualificación necesaria.

– Contraparte elegible: Tienen el máximo nivel de conocimientos, experiencia y cualificación (gestoras de fondos, etc.).

¿Cómo se conoce la experiencia, el grado de conocimiento de un cliente, de modo que la Entidad Financiera sepa si un determinado producto es adecuado para éste?

La Directiva prevé dos procedimientos:

– Test de adecuación: Es un test que debe efectuar el cliente minorista que desea contratar un producto complejo. El resultado del test indica si el producto que desea contratar es adecuado o no. No se aplica si la orden es directa del cliente para contratar el producto.

– Test de idoneidad: Para los clientes de la Entidad a los que se les presten servicios de asesoramiento en materia financiera o de gestión de su su cartera.

Información a entregar a los clientes:

Pre-contractual: Información entregada al cliente antes de la contratación.

Post-contractual: Información entregada al cliente después de la contratación.

Puntual: Se informa al cliente de la ejecución de sus órdenes (por ejemplo, compraventa de bonos).

Periódica: Con determinada frecuencia se deberá informar a los clientes del estado de su cartera.
MIFID II

El Parlamento Europeo aprobó en abril de este año la Directiva MIFID II que regula, sobre todo, los nuevos requerimientos de información, seguridad, eficacia y transparencia de los mercados en aras de la mayor proyección de los inversores.

Una vez traducido a todas las lenguas de la UE, se inicia el proceso de incorporación a los reglamentos, en el caso de España será sobre finales de 2016 en el mejor de los casos.

El texto recoge “la distinción entre asesoramiento como se prestaba hasta ahora y el asesoramiento independiente”.

En definitiva, MIFID protege al inversor en la contratación de productos dentro del marco de la Unión Europea.

Más Información| Síntesis de la legislación de la UE

En QAH| La balanza de Pagos en España

RELACIONADOS