Salud y Deporte 


¿Qué es la vigorexia?

En una sociedad en la que están muy marcados los estereotipos de belleza, conocemos diferentes casos de trastornos psicológicos relacionados con la autopercepción del cuerpo. El más común y que todo el mundo conoce es la famosa anorexia, pero,  ¿conoce todo el mundo que es la vigorexia?

¿Qué es la vigorexia?

¿Qué es la vigorexia?

La vigorexia, conocida también como dismorfia muscular o síndrome de Adonis, es un trastorno psicológico que se da principalmente en hombres, y en el que los sujetos que lo padecen presentan una preocupación patológica por conseguir un cuerpo musculado, teniendo la percepción de que por más que aumente su masa muscular nunca es suficiente.

En España, según el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos existen unos 700.000 casos de hombres con este trastorno.

Entre las principales causas por las que ocurre este fenómeno podemos destacar los factores socioculturales (estereotipos instaurados en la sociedad, cánones de belleza, etc.) y los factores individuales (baja autoestima, desequilibrios en la personalidad, desequilibrios en el sistema nervioso central, etc.).

Las personas afectadas por la vigorexia, presentan síntomas muy comunes entre ellas, siendo los más relevantes los siguientes:

  • Pobre autoconcepción física, viéndose siempre delgado y débil.
  • Obsesión por conseguir un cuerpo hipermusculado, empleando gran parte de su tiempo en tratar de conseguirlo.
  • Baja autoestima.
  • Se da principalmente en hombres menores de 30 años.
  • Práctica excesiva de ejercicio físico, principalmente en el gimnasio, dejando de lado actividades sociales y culturales.
  • Consumo de anabolizantes.
  • Trastornos alimenticios. Predominio de dietas ricas en proteínas y fibras y bajas en grasas y otros elementos necesarios para nuestro organismo.

Por lo tanto, podemos decir que la dismorfia muscular, hace que las personas que la padecen estén excesivamente preocupadas por el aspecto físico y el culto al cuerpo, persiguiendo un modelo de varón fuerte y atlético como prototipo de salud y éxito social y se sienten frustradas porque consideran que su complexión no se ajusta a este modelo. El ejercicio físico deja de ser un estilo de vida saludable para convertirse, junto con las dietas proteínicas y los esteroides anabolizantes, en un medio para conseguir un cuerpo musculado que nunca acaba de terminar de agradar al paciente. Su cuerpo siempre necesita “un poco más de musculación”.

La vigorexia tiene diversas consecuencias negativas para nuestra salud, encontrándose entre las más importantes las siguientes: alteraciones hormonales y desequilibrios entre los neurotransmisores cerebrales. También produce dismorfia muscular y desproporción corporal. Otras consecuencias son desgarros, esguinces, falta de agilidad y acortamiento de músculos y tendones; así como problemas en los huesos. Un consumo excesivo de anabolizantes produce masculinización en mujeres; disfunción eréctil, atrofia testicular, disminución en la formación de los espermatozoides y mayor propensión al cáncer de próstata en los hombres; acné, problemas sexuales, problemas cardiacos, riesgo de enfermedades cardiovasculares, lesiones hepáticas, retención de líquidos, cambios en la voz y en carácter, trastornos metabólicos, etc.

Es necesario reflexionar detenidamente sobre este aspecto y plantearnos si esa imagen de hombre musculado o mujer con medidas perfectas que se vende en los mass media y que tanta obsesión crean en las personas. ¿Hace realmente bien dentro de la sociedad? ¿No sería mejor promocionar un estilo de vida más saludable y beneficioso para la salud?

Vía| Sevier

Más información| Redalyc, Uaca, Redalycorg, Kronos

Imagen| Vigorexia

En QAH| Anorexia y Bulimia: más allá del cuerpo y la comida… (I), ¿Es la actividad física la mejor “píldora antienvejecimiento”?, Actividad física para perder peso: consejos, Obesidad y actividad física: algunos datos que quizás desconocías, ¿Qué son las calorías? Pierde peso utilizándolas

Vídeo| YouTube: Visión global sobre la vigorexia

RELACIONADOS