Economía y Empresa 


¿Qué es la segmentación y el posicionamiento?

Los procesos de segmentación han sido prácticamente inexistentes hasta finales del siglo XX. Sin embargo, en los últimos años varios factores como la globalización, la proliferación de las nuevas tecnologías o el aumento de la oferta de productos han provocado que, hoy en día, una buena segmentación sea clave para el triunfo de un producto.

¿Qué es la segmentación y el posicionamiento?

¿En que consiste la segmentación?

Es uno de los procesos más importantes en un plan de marketing. Una adecuada segmentación consiste determinar a qué clientes dirigir mi producto y bajo qué condiciones.  Se define una selección de grupos de consumidores con necesidades afines entre sí y se realizan estrategias específicas (publicidad, crecimiento de mercado…) para cada uno de ellos.

La segmentación está presente en muchos de los productos que adquirimos. Desde un alimento “light” hasta un jabón exfoliante, muchos de los bienes que consumimos son dirigidos a un grupo de personas específico.

Conseguir una buena segmentación es vital para el triunfo o fracaso de un producto y para ello debemos definir el criterio discriminante, que no es otro que el criterio por el cual vamos a segmentar a nuestra demanda. Algunos de los más importantes son:

–         Socio-Demográficos. Hace referencia al estilo de vida de los clientes como el sexo, la edad, el estado civil…

–         Psicográficos. La visión de la vida que tienen determinados clientes, optimistas, emprendedores…

–         Comportamentales. Relacionado con los hábitos de los clientes, si estos son ahorradores, amantes del ocio…

La intención es que los segmentos resultantes sean muy homogéneos en sí mismos y muy heterogéneos entre sí, es decir, encontrar el criterio de mayor discriminación.

¿Qué es la segmentación y el posicionamiento?

Otro concepto íntimamente ligado con el de la segmentación es el posicionamiento. En contra de lo que supone la segmentación, el posicionamiento es mucho más subjetivo, ya que se refiere a la percepción que posee un cliente de nuestro producto, la idea que tiene el cliente de nuestro producto.

Para favorecer una mejor posicionamiento, contamos con herramientas como los “Mapas de posicionamiento”. Con ellos podemos descubrir en qué lugar se encuentran variables como la calidad o el precio de lo que ofrecemos en la percepción del cliente.

El posicionamiento de una marca debe ser distinto al de su competencia. De esta forma, si nuestro principal competidor ofrece, por ejemplo, una imagen de producto familiar y tradicional, sería muy arriesgado realizar intentar fomentar la misma visión entre nuestros clientes. Nuestro producto debería ofrecer una percepción más actual y una imagen más moderna. Debemos ser todo lo que nuestro competidor no puede ser.

Vía |  Infosol

Más información |   Pedro J.García (PDF), Economy and Marketing

Imagen |   Advertising Central, Taringa

En QAH |  ¿Qué son las 4 C´s del marketing? , El marketing interactivo , Marketing navideño ¿Cuál es la clave? 

RELACIONADOS