Economía y Empresa 


¿Qué es la Metodología SMED?

Single-Minute Exchange of Die (SMED) es el acrónimo más extendido en terminología lean sobre los cambios de formato industriales en dos o tres dimensiones.

Simplificar es la base de SMED

Simplificar es la base de SMED

Entendemos como cambio de formato, el tiempo de cambio de un proceso industrial. Es decir, el tiempo que transcurre desde el último producto de una secuencia de producción, a la velocidad y calidad adecuadas, hasta el primer producto de la siguiente secuencia a la velocidad y calidad adecuadas.

Su necesidad surge cuando el mercado demanda una mayor variedad de producto con  lotes de fabricación menores. En este caso, para mantener un nivel adecuado de competitividad, debido a la necesidad creciente de lograr una producción JIT (Just in time), o se disminuye el tiempo de cambio o se siguen produciendo lotes grandes, aumentando el tamaño de los almacenes de producto terminado, con el consiguiente incremento de costes.

La clave de la metodología SMED es que disminuye el tiempo que se pierde en el cambio del utillaje necesario para pasar de producir un tipo de producto a otro con diferentes dimensiones. Obteniendo ventajas de competitividad tales como minimizar el tiempo de preparación, reducir el tamaño de inventario o maximizar la capacidad y flexibilidad productiva al poder producir, en un tiempo mucho menor, varios modelos en una misma línea de producción. Lo cual se traduce no sólo en reducción de costes, sino también en el proceso de adaptación rápida a la demanda cambiante.

El proceso SMED se divide en cuatro etapas:

  1. Estudio de la operación de cambio, ya que lo que no se conoce, no se puede mejorar.
  2. Separar las tareas internas y externas. Entendiéndose como internas las operaciones que se deben realizar con la máquina parada y externas las que se pueden realizar mientras la máquina está operativa.
  3. Convertir las tareas internas en externas. Siendo este punto el más complejo del proceso y el que requiere un análisis profundo por parte del equipo de desarrollo.
  4. Perfeccionar el proceso de tareas.

Un ejemplo muy gráfico, es el cambio de ruedas en la Fórmula 1. Donde un Equipo de mecánicos, puede perder un segundo entre una maniobra excelente y otra normal.

Los ejercicios SMED previos, han simulado previamente todas las posiciones, reglajes y situaciones posibles, diseñando utillajes específicos, como las tuercas de cierre de seguridad automático, que permiten colocar la pistola incluso antes de que el coche esté completamente detenido. O la propia pistola, que usa un gas específico para que mantenga la máxima presión de forma constante en toda la operación.

Como se puede comprobar, los efectos son positivos tras una correcta implantación. El cambio y el área de trabajo se simplifican a la mínima expresión,  aumentando la productividad,  flexibilidad y sobre todo, la motivación, ya que todos los implicados se sienten partícipes del sentimiento de logro y de éxito.

 

Vía | ¿Que es SMED?

Imágen | Simplificar

Vídeo | Youtube: F1 2013: Mercedes AMG – Pit Stop Training

En QAH| ¿Qué es una estrategia competitiva en costes?¿Qué es el dropshipping? El gran problema de los mercadosCinco lecciones empresariales de Red Bull Racing 10 claves para un CRM de éxito

RELACIONADOS