Cultura y Sociedad, Historia 


¿Qué es la memoria histórica?

Repetida hasta la saciedad y usada sobre todo por los políticos, la memoria histórica engloba una parte del conocimiento personal que a pesar de adjetivarse histórico, difiere totalmente de lo que se considera Historia real. Serán muchos los que desenfunden la memoria histórica como arma y la vean como una verdad absoluta pero pocos los que realmente saben los que significa.

Entre otras cosas, la ley de memoria histórica española pretende retirar todos los símbolos del pasado franquista de nuestro país.

Entre otras cosas, la ley de memoria histórica española pretende retirar todos los símbolos del pasado franquista de nuestro país.

Lo fundamental es saber que memoria e Historia no son la misma cosa, al igual que el recuerdo y el conocimiento no lo son. Mientras la Historia busca conocer, comprender, interpretar o analizar el pasado y siempre intentando acercarse lo máximo posible a la objetividad, la memoria pretende legitimar, rehabilitar, condenar y actuar siempre de manera selectiva, dependiendo del grado de subjetividad del individuo que en ese momento está recordando el pasado, ya que ninguno de nosotros puede alcanzar un pensamiento objetivo sin dejarse influenciar por la experiencia de la vida. La Historia es ciencia, la memoria es política. Es más simple afirmar que la Historia es cuestión de estudio y documentación, la memoria es cuestión de recordar. Por esta sencilla razón, se puede decir que no hay ningún hombre que tenga memoria histórica ya que nadie puede recordar lo sucedido fuera de su ámbito personal ni fuera de su subjetividad. La Historia se aprende, no se recuerda. En este sentido todos podemos recordar y ejercer la memoria de un punto pasado que hemos vivido, sin embargo para ejercer de historiador se deben tener unos conocimientos científicos que no se aprenden solo con el simple hecho de vivir.

Viñeta que hace referencia al uso político de la memoria histórica.

Viñeta que hace referencia al uso político de la memoria histórica.

La Historia solo es una aunque puedan diferenciarse varias teorías sobre un asunto. Se pretende alcanzar una única verdad objetiva. Memorias existen tantas como individuos, pues cada persona tiene sus propios recuerdos.
Por poner un ejemplo práctico y dejar atrás la teoría para aumentar la capacidad de comprensión al lector, me centraré brevemente en el periodo franquista de nuestro país ya que es una etapa muy polémica e interesante para distinguir entre memoria e Historia.

La memoria es cambiante ya que cada generación tiene una memoria diferente de lo vivido en el pasado. Si tenemos en cuenta que cada generación aparece aproximadamente cada 30 años, podemos decir que en España hay tres generaciones: la de nuestros abuelos, que vivieron la Guerra Civil; la de nuestros padres, que vivieron la etapa menos opresiva del franquismo; y la más joven, donde me incluyo, la cual solo conoce la democracia. Es evidente que estas tres generaciones tienen un pasado diferente y por lo tanto unos recuerdos diferentes y donde nuestros abuelos, que habían vivido o participado en la Guerra, mantenían un memoria de enfrentamiento contra el bando contrario durante la contienda y a posteriori, nuestros padres tienen una memoria de reconciliación que dio lugar a la etapa de transición democrática en nuestro país. La última generación se hizo otro tipo de preguntas llegando a cuestionar el periodo de transición sin valorar lo conseguido por generaciones anteriores.

Por parte de la Historia no existen estas distinciones en cuanto a las generaciones y su interés solo es sacar a relucir la verdad científica del pasado, por lo tanto valoraciones sobre si el franquismo fue malo o bueno están fuera de las preguntas que se deben formular los historiadores ya que alabar o condenar el pasado no forma parte de la ciencia sino de la memoria.

La memoria histórica por tanto debe ser usada como una fuente más para conocer parte del pasado, jamás debe erigirse como una verdad única y absoluta y mucho menos si es por encima de la Historia científica, la cual es la única que traspasando la política del presente, puede aclarar los verdaderos hechos pasados.

 

Vía| Santos Juliá, El franquismo: Historia y memoria. 2006.

Imagen| Viñeta, foto

En QAH| ¿Cómo definir el régimen franquista?

 

RELACIONADOS