Cultura y Sociedad, Uncategorized 


¿Qué es la “isla de la basura”?

¿Habéis oído hablar de la “isla de la basura”? Quizás la conozcáis por otros nombres como “sopa de plástico”, “sopa tóxica” o “gran parche de basura del Pacífico”, entro otros. Tal y como su nombre indica no puede tratarse más que de una cantidad descomunal de desperdicios almacenados en algún lugar, pero ¿queréis saber realmente de qué se trata?basura2

El ser humano no sabe apreciar lo que la naturaleza le da, o por lo menos, así se intuye tras los incesantes ataques que el hombre hace sobre la misa: tala incontrolada de árboles, incendios provocados, contaminación de los océanos, etc. El medio ambiente está sufriendo y está de nuestra mano poder salvarlo. Sin embargo, no parece que estemos por la labor de hacerlo.

En el océano Pacífico, situada entre California y Hawai, existe una “isla” formada por 4 millones de toneladas de basura y con una extensión de 1,5 millones de kilómetros cuadrados. Se le conoce como el “séptimo continente” y fue descubierto por el británico Charles Moore en 1997. No se puede ver la masa de basura desde un satélite ya que hay millones de partículas sumergidas que no son visibles desde el espacio. No se trata de un monte, como podríamos creer al asociar la idea de la isla con un vertedero, sino de una masa de partículas de desechos y microplásticos suspendidos en la superficie del agua que contiene debajo más basura.manchas

Como bien sabemos, mucha de la basura que los humanos producimos termina en los ríos y ésta a su vez, en el mar. El 80% del plástico depositado en el mar proviene de la tierra. De hecho, otra “isla” similar se está formando en el Atlántico. Pero, ¿por qué la basura se concentra en algunas zonas de los océanos? Esto se debe a los patrones de rotación de las corrientes marinas. En concreto, en el Pacífico Norte existe un giro subtropical que atrae el material de desecho y hace que quede allí acumulado.corrientes

Por supuesto, sobra decir la cantidad de daños irreversibles que este vertedero marino está provocando a los ecosistemas. Todo tipo de animales, como tortugas marinas, pájaros y peces sufren dicha contaminación, pues ingieren el plástico creyendo que se trata de algún tipo de alimento y éste termina acumulándose en su estómago y mueren. Muchos de esos peces, después, son ingeridos por las personas. Terminamos comiéndonos nuestros propios desperdicios.

La solución a este problema no es sencilla. La “isla” se encuentra alejada de la tierra y ningún país se hace responsable de ella, ni tan siquiera aportan ayuda económica a las organizaciones internacionales que se preocupan por el medio ambiente. Sin embargo, cada uno de nosotros, sí podemos evitar que dicha isla siga creciendo. Podemos hacer un consumo controlado de los plásticos y reciclar o reutilizar aquello que creamos se vaya a convertir en desecho.

La naturaleza es sabia y nos ofrece un planeta limpio para que lo disfrutemos. No debemos enfadarla.

 

Vía| Bioenciclopedia

Más información| Ciencia de sofá

Imágenes| Basura, mapa, mapa2

Vídeo| Youtube

En QAH| Nuestro medio, el medio ambiente

RELACIONADOS