Coaching y Desarrollo Personal 


¿Qué es la felicidad?

¿Dónde está la felicidad?Dice la Real Academia de la Lengua que la felicidad “es un estado de grata satisfacción espiritual y física”. Me parece una definición totalmente acertada si nos paramos a pensarlo un momento. Sin embargo, pocos de nosotros hemos crecido siendo conscientes de lo que es exactamente la felicidad. Nos hemos ocupado en darle otro sentido, quizás motivados por la sociedad, el cine y las grandes historias de amor y felicidad con las que nos atosigan desde pequeños.

Fueron felices y comieron perdices”, pero ¿qué paso después? Supongo que también se pelearían y discutirían y tendrían algún que otro problema ¿no? Sinceramente si no, no me lo creo. Y tampoco lo desearía. ¿Os imagináis vivir en un constante momento de felicidad? Entonces la felicidad en sí dejaría de tener sentido. Pero esto es algo que no nos han enseñado. Lo que nos han dicho, es que tenemos que ser felices, como los protagonistas de los cuentos que terminan comiendo perdices. Y nuestro problema es que es eso lo que perseguimos, algo que nadie conoce porque nadie tiene, algo que es imposible conseguir, por mucho que nos empeñemos, ya que siempre hay circunstancias que escapan a nuestra voluntad y que inevitablemente forman parte de la vida.

No me atreveré a decir aquí qué es la felicidad ni qué es necesario para conseguirla, pero sí que estoy segura de que si lo que persigues es un estado completo y absoluto de felicidad, nunca podrás serlo. Escribí aquí hace poco sobre lo sencillo, sobre la vida fácil y sin complicaciones. Y creo que la felicidad tiene mucho de eso, de dejarse de líos y ponerse a ello. Busca un trabajo que te guste, o uno que simplemente no te torture, rodéate de gente buena, disfruta de tu tiempo libre y sé consiente de que nada es para tanto. Suena fácil y sé que no lo es, pero no por ello debemos dejar de intentarlo. La felicidad pasa por empezar a tomarse la vida de otra manera. Pasa por dejar de quejarnos y ponernos a hacer algo. Si no te gusta algo, si algo te impide disfrutar de la vida como se merece, enfréntate a ello y cámbialo.

No trato de hacer demagogia, solo trato de transmitir algo de lo que estoy absolutamente convencida: ser feliz depende de ti y de cómo te enfrentes a la vida. Y no se trata de dinero, ni de amor ni de ninguna de las tonterías que nos han vendido, la felicidad está exclusivamente dentro de ti. Y ser capaz de encontrarla también.

Imagen|Felicidad 

RELACIONADOS