ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

¿Qué es la estrategia Google Glass?

Las Google Glass han revolucionado el mundo de la tecnología. Piénsenlo un momento, unas gafas de realidad aumentada, con posibilidad de realizar videoconferencias, grabar vídeos, hacer fotos, manejar tu agenda, realizar llamadas, traductor instantáneo, acceso a información…  ¡Y todo controlado por voz! En definitiva, un Smartphone integrado en unas gafas, con una sencillez alucinante en el manejo y unas prestaciones de alta calidad.

¿Qué es la estrategia Google Glass?

¿Qué es la estrategia Google Glass?

La revolución tecnológica que estas gafas supusieron ya fue detallada por nuestros compañeros de la parte de tecnología (Project Glass de Google, las gafas del futuro). Sin embargo, la revolución estratégica que hay detrás de este proyecto es, también, de suma importancia. Sobre todo para Google. Google nunca ha intentado revolucionar nuestras vidas como sí han hecho otras compañías (en el campo de la tecnología, Apple por ejemplo), sino que han elaborado productos que ya existían con un potencial intelectual potente, mejorando nuestras vidas y los productos con los que ya contábamos (un buscador, un e-mail, un calendario, un teléfono móvil, una red social…).

Por ello, dar un giro de 360 grados a la estrategia corporativa ha sido una apuesta doblemente arriesgada. En primer lugar, por el reto tecnológico. En segundo lugar, por el desafío corporativo. Lo que quiere Google es que su “Glass” sea un producto de 24 horas al día y 7 días a la semana. Quiere que el uso del mismo sea constante, ése es su trofeo. Facebook atrapa unas 10 horas a la semana de nuestro tiempo, la mayoría a través de un Smartphone, pero Google no quiere un pedazo de pastel, quiere el pastel entero. Esto, en Silicon Valley, lo llaman un killer apps; algo que las gafas hagan y nuestros teléfonos no. Algo que cambie nuestra vida.

Es en este punto en el que debemos plantearnos. ¿Qué nos dan las gafas que no nos dé un teléfono móvil actualmente? Estamos hablando de un reto de marketing. Google busca que las gafas no sólo aumenten la comodidad en la vida de los consumidores, sino quiere un algo más que no lleve a este proyecto al fracaso. Para ello, la estrategia adoptada ha ido orientada a evitar posibles fracasos. Debido a la brillantez con lo que esta estrategia está, por el momento, siendo ejecutada, en QAH hemos decidido bautizarla como “Google Glass strategy”:

1- Google ha evitado el “Segway Problem”. El problema Segway es aplicable a los productos que revolucionan la tecnología. Nos dice que un nuevo producto tecnológico puede convertirse o en un símbolo de cómo será nuestra vida en el futuro o un símbolo de un futuro ridículo. Esto Apple lo logró haciendo “invisible” la tecnología del iPod para el usuario y sólo resaltando los cascos de su producto, con un blanco intenso. Es un problema no sólo de diseño sino de utilidad. Por lo que hemos visto de las Google Glass – que, además, en Google están trabajando en otro estilo de diseño – este problema de momento está siendo evitado.

¿Qué es la estrategia Google Glass?

¿Qué es la estrategia Google Glass?

2- Esquivar el problema de las excesivas notificaciones. Las Google Glass avisan en todo momento de todas las notificaciones que recibas: mensajes, e-mails, llamadas… Google no sabe cuántas notificaciones son demasiadas como para saturar a una persona (piensen que el usuario estará 24 horas al día viendo todas las notificaciones) y forzar a que la persona acabe tirando las gafas. De momento, parece que sólo incluye mensajes de texto, llamadas y agenda. Pero, ¿se imaginan estar viendo en su retina 24 horas al día todos los Whatsapp que reciben? ¿se sentirían abrumados?

3- El problema de anticiparse con la estrategia de marketing. Google ha lanzado un desafío al mundo del marketing. Como marca de grandísimo prestigio en el mundo de la tecnología ha sacado un producto adelantado a su tiempo. Esto crea, en el potencial consumidor, una mezcla de entusiasmo y escepticismo que Google está sabiendo limar con cautela.

Por el momento, Google está logrando evitar estos contratiempos. El problema Segway lo está afrontando, personalmente, el CEO de Google – Sergey Brin – llevando 24 horas al día las gafas para ir acostumbrando al mundo a ellas. Por lo pronto, el fundador de Facebook – Mark Zuckerberg – ya ha expresado su interés en este producto, convirtiéndose en el mayor fan de las Google Glasses. El problema de las excesivas notificaciones lo están investigando en Google Labs a través de los desarrolladores que ya están probando las gafas y aunque tal vez se haya anticipado con el marketing, el poco ruido que han hecho después y cómo lo han controlado demuestra que no fue un error, sino que fue una estrategia intencionada.

No es sólo una revolución tecnológica, es una revolución al mundo de las start ups tecnológicas, de la estrategia corporativa y al mundo del mañana. Véanlo con sus propios ojos:

 

Vía| Google Glass

Imágenes| Google Glass

Más Información| 4 problems Google Glass have to resolve before becoming a hit | Sergey Brin’s brillian strategy with Google Glass: never take them off! | The dangers of marketing half-baked products

En QAH| Business Model Canvas: ¿Cómo modelar tu start up? | Guía para el emprendedor hoy: cómo obtener financiación | Project Glass de Google, las Gafas del Futuro |

David de Bedoya Azorín-Albiñana Escrito por el mar 1 2013. Archivado bajo Casos empresariales, Economía y Empresa.





Acceder |