Economía y Empresa, Panorama Internacional 


¿Qué es la economía sumergida?

Recientemente se publicó en las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística de España que en las estimaciones del PIB español se incluirían las actividades denominadas sumergidas.

La pregunta es la siguiente ¿Qué son las actividades sumergidas?

Las actividades sumergidas, que en su conjunto componen la economía sumergida, son aquellas actividades que se ocultan a las administraciones públicas con la finalidad de obtener algún tipo de beneficio. Entre las razones que las motivan destaca la evasión de impuestos y/ó cotizaciones sociales.

Existe además una gran diferencia entre las actividades que se consideran sumergidas y las ilegales. Mientras que las actividades ilegales son aquellas que incumplen la legislación, las actividades sumergidas son aquellas que se suelen desarrollar de forma legal pero se decide optar por ocultarlas. Estas últimas no tienen que ocultarse por completo, Pommerehne y Kirchgässner (1994) definen además cómo economía sumergida a la ocultación de algunas partes de los procesos productivos. Por lo tanto, la economía sumergida abarca las actividades ocultas y parcialmente ocultas.

Ejemplo de esto sería el sector de la construcción. Mientras que las actividades relacionadas con la construcción de edificios suelen ser declaradas, las actividades de reparación de edificios o servicios relacionados con este tipo de actividad suelen ocultarse para evitar impuestos cómo el IVA.

La economía sumergida se concentra en los sectores de la pequeña y mediana empresa ya que el control gubernamental es menor debido a la dificultad de la medición se su producción. También se da en sectores que añaden un alto valor intangible difícil de medir y por tanto fácil de ocultar.

La existencia de esta economía sumergida supone un gran problema. En primer lugar, estas empresas carecen de incentivos a la competencia o a implantar cambios tecnológicos ya que su única finalidad es permanecer en la sombra. Aquellos países con altos niveles de economía sumergida además ven sus indicadores macroeconómicos (PIB, desempleo, crecimiento…) altamente distorsionados provocando grandes problemas. En concreto, el problema surge cuando los gobiernos intentan hacer frente a las crisis y lo que se encuentran son resultados totalmente inesperados en políticas destinadas a incentivar el crecimiento. Esto se debe a lo mencionado anteriormente, la distorsión de los indicadores provoca que no se tenga una idea correcta de cómo actuar para paliar las crisis y por lo tanto reduce el margen de actuación de los gobiernos.

Economía sumergida en los países avanzados

Además de los anteriores, hay diversos efectos que produce la economía sumergida (problemas de desempleo, desigualdad social…) pero el que es más importante es el producido en el crecimiento económico. Las teorías de Solow defienden la necesidad de un progreso tecnológico para poder avanzar en el futuro y continuar creciendo de forma sostenida. La economía sumergida supone entonces un problema para el crecimiento económico debido a que no apuesta por el crecimiento a largo plazo y por tanto provoca diversos efectos negativos. Entre ellos, menores tasas de crecimiento del PIB o mayor destrucción de empleo. Esto queda reflejado en casos cómo el de España viendose altamente afectada por elevados niveles de desempleo, bajas tasas de crecimiento del PIB real(negativas para el periodo entre 2011-2014) y graves problemas estructurales.

Combatir esta economía sumergida debe ser uno de los objetivos de las autoridades, ya que, tal y cómo se ha mostrado, el beneficio de hoy puede ser el perjuicio del mañana.

Fuente| Elaboración propia mediante estudios de autores cómo Friedrich Schneider

Imagen| Economía sumergida www.cen7dias.es

Más en QAH | Economía sumergida en España (2008-2013)

RELACIONADOS