Economía y Empresa 


¿Qué es la economía circular?

economia circularEl consumismo es una tendencia mediante la cual, a groso modo, la población consume productos de manera más frecuente, adquiriendo por lo tanto productos de “usar y tirar”. Consecuentemente, surgen dos problemáticas: de dónde se pueden obtener tantos recursos como para mantener dichos hábitos de consumo y qué se hace con aquello que se tira. Según las estadísticas, España en 2013 cada persona generó como media 448 kg de residuos urbanos, con lo cual estamos hablando de una cantidad de desechos considerable.

¿Qué se puede hacer ante este problema? Una primera alternativa es cambiar la frecuencia de consumo mientras que, la segunda, sería reutilizar aquello que se desecha para no tener que explotar tantos recursos naturales. Ahí es donde surge el concepto de economía circular, un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y flujos de materiales, energía y residuos y sus objetivo es la eficiencia del uso de los recursos. Se basa, sobre todo, en los siguientes principios:

  • Dar un segundo uso a los productos que ya no sirven para satisfacer las necesidades iniciales de los consumidores reintroduciéndolos en el circuito económico.
  • Reutilizar ciertos residuos o partes de los mismos que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.
  • Aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

Según los creyentes de este sistema, también implica diseñar bienes que sean fáciles de reparar, reusar o rehacer ya que se busca que los productos puedan volver a producirse en las condiciones originales en vez de ser reciclados y convertidos a otros productos de menor calidad. Sin embargo, por desgracia, frecuentemente se asocia la economía circular y el reciclado a productos baratos e inferiores en cuanto a calidad.

De manera ilustrativa, me gustaría compartir algunos ejemplos de empresas que promueven claramente la economía circular. Newlife Paints , una empresa que crea pintura a partir de pintura sobrante de latas que han sido desviados de los vertederos; Wear2, una tecnología que permite que uniformes de trabajo que se desechan vuelvan a ser utilizado en las condiciones originales; y Bio-bean, una empresa que busca obtener fuentes de energía (como el biodiésel) a partir de granos de café usados.

Como veis, todo son start-ups, ya que las iniciativas que nacen dentro de las empresas tienen más limitaciones según un estudio de First Round Capital de Sillicon Valley; y muchas de las iniciativas son de origen anglosajón, donde hay una mayor cultura de innovación. Espero que esa mentalidad vaya extendiéndose y llegue aquí para poder lograr un modelo de desarrollo sostenible y de calidad que no comprometa las condiciones de vida actuales y futuras.

Vía| Economía Circular

Más información| Financial Times, Eustat

Imagen| Certificados Energéticos

En QAH| El consumo de recursos en el desarrollo sostenible

RELACIONADOS